17 de octubre de 2011

¿Cultura a coste cero?

Desde hace unos años el cine se consume a través de internet o medios como el DVD o el Blu-ray. Sin embargo, hace unos días La Vanguardia publicaba un artículo que anunciaba el final del negocio cinematográfico a través de DVD o Blu-ray.

Actualmente, los nuevos dueños de gran parte de la distribución cinematográfica son portales como Netflix o Voddler, que aterrizarán próximamente en España, o Itunes. Todos ellos permiten a sus usuarios visionar de manera legal films en streaming y/o descarga.

Sin embargo, la caída de ventas de DVDs y Blu-ray no sólo se debe a la aparición de las mencionadas empresas, sino a la piratería. De hecho, portales de sobra conocidos por el público español ofrecen la posibilidad de visionar por streaming o descarga directa, sin la necesidad de pagar un céntimo, un surtido variado de films que hace poco dejaron las salas cinematográficas para ser explotados por otras ventanas de exhibición.


Coste cero. Piratería. Los grandes problemas para los creativos de este país. Netflix, Voddler e incluso la más selecta, minoritaria y española Filmin ofrecen, a un precio razonable, el visionado de los films de su catálogo. Sin embargo, ¿cómo luchar contra una gratuidad total que anula cualquier posible competencia? 

Los portales que ofrecen visionados gratuitos, aunque su calidad sea pésima y el abuso de la publicidad y el spam puedan resultar excesivos, tienen, de entrada, la batalla ganada a los nuevos portales legales, lo que lleva a plantearse si, en época de crisis, ¿es realista apostar por sistemas legales de exhibición en internet? No cabe olvidar, sin embargo, que estos nuevos sistemas de exhibición legal ofrecen una excelente calidad y están exentos de las limitaciones de tiempo que imponen sus contrincantes con la excusa de la gratuidad y que acaban obligando al usuario a cierto desembolso de dinero.

0 comentaris:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...