19 de octubre de 2011

Cine iraní o cómo rodar a base de ingenio

Varios medios se han hecho eco de la dura pena que habrá de sufrir una actriz iraní – un año de cárcel y 90 latigazos – por haber osado formar parte de un film denuncia – una rara avis, una coproducción con Australia - sobre las condiciones de los artistas en su país.


Posiblemente Irán sea uno de los pocos países en el mundo donde las hoy mujeres jóvenes tengan menos derechos de los que tuvieron sus abuelas; y esta realidad es fácilmente extrapolable al cine manufacturado en el país: poco tiene que ver la cinematografía persa previa al advenimiento de la revolución islámica en 1979 con el cine actual, un cine donde es impensable filmar la intimidad de sus personajes y mucho menos un desnudo o mostrar la cabeza de una mujer desprovista de su preceptivo velo. Por ello, no es extraño que la mayor parte de los filmes rodados en los últimos tiempos en la República Islámica se hayan rodado en exteriores y con niños – actores no profesionales – en los papeles principales.

Sin embargo, y desde los años 90 – con la irrupción de cineastas tan loados como Abbas Kiarostami – el cine iraní goza de un gran prestigio y es un habitual de cualquier festival cinematográfico con caché que se precie. Además, cuenta con una crítica más que favorable, especialmente en Francia (país que se ha convertido en asilo de otros compatriotas tan ilustres como el citado director, como ejemplo baste citar a Marjane Satrapi, autora del famoso cómic-denuncia Persépolis, que fue trasladado a la gran pantalla por capital y equipo artístico galo y que contó con la colaboración de la gran femme del cine francés, Catherine Deneuve).

Más allá de sus defensores y detractores en Occidente – que también los tiene – si hay algo en lo que destaca el cine persa es en su habilidad para sortear la censura (una censura brutal para todas las disciplinas artísticas, si atendemos a escritores como Shahriar Mandanipour) y valerse de sutilezas para plasmar realidades inquietantes. ¿Cómo sería posible sino rodar un filme como A propósito de Elly, respetando todas las reglas del juego pero mostrando sin tapujos lo difícil que es ser mujer en Irán?

0 comentaris:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...