29 de febrero de 2016

Obras de arte y apps





Desde hace un tiempo, diferentes instituciones culturales, especialmente museos, están apostando, auspiciadas por las nuevas tecnologías, por el desarrollo de diferentes apps que ofrecen información básica de sus actividades y fondos. Otras instituciones, no obstante, han ido un paso más allá y se están valiendo de apps diseñadas para dar a conocer en profundidad parte de las obras que componen su fondo.

Esta semana os proponemos una selección de este último tipo de apps culturales, excelentes herramientas educativas para conocer en profundidad algunas de las más famosas obras artísticas de todos los tiempos.


Esta lista, que se irá actualizando poco a poco, está abierta a las sugerencias de todos nuestros lector@s.


Comenzamos con



Este año se conmemoraban los 500 años del fallecimiento de Hieronymus Bosch, El Bosco. En recuerdo de esta efeméride, BDH ha creado Bosch VR, una app que recorre virtualmente la gran obra del artista, El Jardín de las deliciasMás información

Disponible en:  App Store y Google Play 






Macba app. Creada por MKT CULTURAL, esta app facilita información sobre las exposiciones y agenda del Museu d'Art Contemporani de Barcelona (MACBA) y además, a través de la realidad aumentada, permite conocer alguna de las más importantes obras albergadas en su fondo permanente. Más información 

Disponible en: App Store y Google Play 




Apps del Museo Thyssen. Con el objetivo de dar a conocer el Museo y su extensa colección, el Thyssen-Bornemisza ha desarrollado una serie de apps patrocinadas por la Fundación BBVA. Más información  

Disponibles todas ellas en App Store y Google Play

Destacamos:



Obras escogidas, una app que recorre la historia del arte, desde los primitivos italianos del Medievo tardío hasta los movimientos del  siglo XX. Más información


Giovanna, una app centrada en el estudio histórico-artístico del retrato de Domenico Domenico, realizado en Florencia entre 1489 y 1490. Más información. 





Second Canvas Museo del Prado es una app del Museo Nacional del Prado Difusión SA que nos adentra en las 14 obras maestras de la famosa pinacoteca mediante el formato Gigapixel, que permite apreciar toda suerte de detalles de las obras estudiadas. Más información.  

Disponible en: App Store y Google Play  





MoMa Picasso: The Making of Cubism 1912-1914, realizada por el MoMa, esta app recoge unas 400 imágenes, en gran resolución, de los trabajos realizados por Picasso entre 1912 y 1914, convirtiéndose en una gran herramienta para los estudiosos del artista malagueño y de la corriente artística del cubismo.  Más información.

Sólo disponible en App Store 





Love Art: National Gallery London. App realizada por Antenna Audio que permite adentrarnos en las grandes obras que alberga el museo, desde los trabajos de  Leonardo da Vinci hasta los de Van Gogh, entre otros artistas. La aplicación contiene, por ahora, un total de 250 obras. Más información. 

Disponible, sólo, en App Store  






Louvre HD. Una app que, creada por Evolution Games LLP, realiza un recorrido por los 2300 mejores cuadros del Museo del Louvre, como la Mona Lisa de Leonardo da Vinci, La coronación de Napoleón I  de Jacques-Louis David o La encajera de Vermeer.

Disponible en: App Store y Google Play





Y, para finalizar, destacamos Arts and Culture, la app creada por el equipo de Google que permite hacer un recorrido por obras de arte distribuidas en 850 museos y organizaciones repartidas por todo el mundo. Además de la información facilitada para contextualizar históricamente cada una de esas obras, esta app permite apreciarlas con toda suerte de detalles. Más información.

Disponible en: App Store  y Google Play 








26 de febrero de 2016

El Investigador Cultural propone hoy a...Open Art




El Investigador Cultural centra esta semana su atención en OpenArt, una interesante iniciativa vinculada al mundo del arte.

OpenArt se constituye como una red social, una galería virtual de arte que aglutina artistas que quieren dar a conocer y vender su obra y, por otra parte, galerías y profesionales del mundo del arte. La red, creada en 2009, ofrece a todos sus usuarios una serie de ventajas/servicios, que aparecen enumerados en su página web:

1. A través de nuestra web podrás obtener información sobre las galerías de arte, accediendo a su stock de obras en venta, cartera de artistas y también conocer sus exposiciones en curso.
2. Desde Openart podrás acceder a una cuidada selección de artistas, tanto consagrados como independientes y disfrutar de sus obras.
3. Sigue las novedades de la agenda cultural de Openart para estar al día de todas del panorama artístico español.
4. Sigue las RRSS de Openart: estamos en Facebook, Twitter, Instagram, Pinterest y ¡tenemos blog!


OpenArt, por otra parte, se estructura en los siguientes apartados: 



Galerías. Cada una de las galerías que forman parte de la plataforma cuenta con un apartado en el que se ofrece información sobre sus actividades, los artistas representados o las obras expuestas. Tan interesante información puede buscarse por orden alfabético o por localización.

Artistas. Los artistas pueden mostrar su obra en la plataforma y contactar con otros profesionales del sector. OpenArt les ofrece un espacio para exponer su trabajo artístico y mostrar su perfil –con datos de contacto y biografía-, visible para el resto de usuarios del portal. Los artistas se hallan clasificados en dos grupos: artistas en galerías y artistas independientes.

Profesionales. Espacio conformado por empresas y profesionales de la cultura y estructurado según el ámbito del que procedan –arte mueble, diseño, ilustración, etc. Cada uno de estos profesionales cuenta con un perfil en el que constan sus datos de contacto y su actividad.

Obras Sección en la que se muestran obras artísticas y que se divide, a su vez, en obras en galerías y artistas independientes.

Agenda Cultural. Gran parte de la agenda cultural española puede hallarse en este espacio. La plataforma ofrece diferentes criterios de búsqueda de actividades: Hoy, Esta semana, Este mes, Próximas y Por localización. También tiene un buscador de Ferias de arte.  


Como no podía ser menos, OpenArt cuenta con una fuerte presencia en la Web 2.0:

Blog   
Twitter  
Instagram  



¡Os deseamos un feliz fin de semana cultural y artístico!




23 de febrero de 2016

The Revenant



Durante el primer tercio del siglo XIX, el trampero y explorador estadounidense Hugh Glass fue atacado por una osa que lo dejó muy malherido y al borde de la muerte. Temerosos de ser atacados por la tribu india de los Arikara, sus compañeros de viaje, componentes de una expedición que tenía por objetivo la recolecta de pieles para su posterior venta, acabaron abandonándole a su suerte. No obstante, y contra todo pronóstico, Glass consiguió sobrevivir.

Tan tamaña hazaña ha sido recreada, a lo largo de los años, en diversos formatos artísticos –cine, televisión, poesía, novela o canción. El último largometraje estrenado del realizador mexicano Alejandro G. Iñárritu se basa, de hecho, en una novela que recoge aquellos hechos y que fue publicada en 2002 por Michael Punke, escritor y embajador de los Estados Unidos por la Organización Mundial del Comercio en Ginebra.

Rodada en unas condiciones climáticas extremas –entre Canadá y Argentina- para plasmar con verismo el calvario al que hubiera de hacer frente Glass, The Revenant es uno de esos filmes que, por su calidad técnica y magnificencia visual, debiera verse obligatoriamente en una sala de cine. No obstante, su magnífica ambientación, su excelente fotografía, su cuidado montaje o su exquisita banda sonora no van en menoscabo de su trama argumental, una historia de venganza brutal y descarnada articulada a partir de un guion parco en palabras y con un desarrollo jalonado de silencios abrumadores por la intensidad dramática que destilan.


Esa escasez de diálogos y un ritmo decididamente pausado, unido a la magnificencia de una naturaleza arrebatadoramente bella a la par que amenazante, confieren al film de Iñátirru una aureola mítica, sazonada con escenas sumamente evocadoras, de una poesía visual incuestionable, como la que muestra las ruinas de una capilla en medio de un paisaje imponente, un momento lleno de referencias culturales difícilmente comprensibles en un marco no occidental, si bien la espiritualidad de esa escena y la de otras muchas en la que animismo, panteísmo y cristianismo se dan la mano recuerdan poderosamente a una de las grandes obras de Akira Kurosawa, Dersu Uzala (1975), film del que, no por casualidad, Iñátirru ha declarado sentirse deudor.


A todo ello habría que añadir la sabia decisión del cineasta mexicano por huir de ese lamentable maniqueísmo nacido al amparo de lo políticamente correcto y que, desde hace años, confiere a las poblaciones indígenas de antaño toda suerte de virtudes. Iñátirru, de hecho, no muestra reparo ni complejo alguno al mencionar las luchas fratricidas entre las numerosas tribus norteamericanas, antes y durante la conquista, el salvajismo del que hicieron gala muchos colonos y, justo es decirlo, la humanidad de otros tantos, supervivientes en tierra hostil que, por motivos varios, se vieron impelidos a abandonar su hogar y buscar su destino en un lugar entonces ignoto.

Aun rozando la excelencia, The Revenant cuenta, no obstante, con algunos ingredientes que opacan un tanto su resultado final y entre los que destacan la inverosimilitud de algunas  de sus escenas y, en algunos momentos, una cierta sensación de hallamos ante un vehículo de mero lucimiento de Leonardo DiCaprio en su carrera hacia el ansiado Oscar. Y, si bien es innegable que la presente es, sin duda, una de las mejores interpretaciones del actor estadounidense, el extraordinario Tom Hardy, con su magistral savoir faire y esa aparente facilidad para adoptar los más variados acentos –en esta ocasión, un casi impenetrable acento texano-, acaba convirtiéndose en la auténtica estrella del film. Tan sólo por ello, ya vale la pena abonar el precio de las cada vez más prohibitivas entradas de cine.




22 de febrero de 2016

Exposiciones que esta semana pueden verse en Valencia


Para los que esta semana estéis en Valencia, comenzamos este lunes con una selección de las exposiciones más interesantes que ahora pueden visitarse en la ciudad:




La Fundación Chirivella Soriano acoge la muestra ‘World Press Photo 15', exposición itinerante de fotoperiodismo y reportaje documental que recorre más de 45 países de todo el mundo. Se compone por 140 imágenes que muestran los acontecimientos más importantes de 2014.

Lugar: Fundación Chirivella Soriano
Fecha: Del 13 de febrero al 13 marzo 2016







Destacamos la exposición que estos días puede verse en el IVAM (Instituto valenciano de arte moderno) ‘Casos de Estudio. Grete Stern’, que se centra en la obra de Grete Stern, la diseñadora y fotógrafa alemana, antigua alumna de la Escuela de la Bauhaus y una de nuestras artistas favoritas en la sección La imagen del día. 




Lugar: IVAM
Fecha: Del 3 de diciembre de 2015 al 3 de abril de 2016
Información





Herbert List. Cella and Portico of the Partenon Athens, 1937
Y también destacamos...'Entre el mito y el espanto. El mediterráneo como conflicto', una muestra dedicada a la realidad socio-cultural del Mediterráneo con fotografías de Wilhelm von Gloeden o Herbert List, y obras de pintura de Pinazo, Sorolla, Picasso o Muñoz Degraín.

Lugar: IVAM
Fecha: Del 18 de febrero al 3 de julio de 2016







Y, para finalizar, la Fundación Bancaja  expone  ‘Picasso. Las Meninas y la vida’, una muestra que reúne algunas de la diferentes versiones que realizó Pablo Picasso de ‘Las Meninas’ de Velázquez. También se exponen las creaciones realizadas, en tres dimensiones, por miembros de los 40 centros existentes en Valencia destinados a las personas con discapacidad.

Lugar: Fundación Bancaja
Fecha: Del 30 de noviembre de 2015 al 28 de febrero de 2018




¡Esperamos que os guste!






19 de febrero de 2016

El Investigador Cultural propone hoy a...Abrir un libro





El Investigador Cultural de esta semana presta su atención a Abrir un libro, una muy interesante propuesta dedicada al apasionante mundo de la literatura.

Su página web, dedicada en exclusiva a la promoción de la lectura, tiene como principal objetivo el de, como sus autores apuntan, ayudar a escoger el mejor libro para leer.

En pos de ese objetivo, Abrir un libro se centra en la reseña de libros tanto contemporáneos como clásicos literarios, amén de la de otro tipo de obras literarias, como el cuento o la poesía. Así, su página web se estructura de la siguiente forma:







Cuento   


Abrir un libro ofrece la posibilidad, por otra parte, de dar a conocer y promocionar poemas de internautas a través de su apartado contacto

Esta interesante iniciativa colabora, además, con la revista Vísperas y cuenta con un blog y un apartado de Prensa. También está muy presente en las redes sociales: 


Twitter  


Animándoos a que visitéis los enlaces proporcionados, os deseamos…



Un feliz fin de semana cultural y literario

16 de febrero de 2016

Carol





En 1951, un año después de haber publicado su primera novela, Extraños en un tren, Patricia Highsmith se vio en la tesitura de esconderse tras un pseudónimo, Claire Morgan, para poder editar El precio de la sal, una historia que, años más tarde, en 1989, fue reeditada con el título de Carol y con el verdadero nombre de su autora.

La novela, de tintes autobiográficos y que Highsmith escribió de un tirón, resultó, en su momento, sumamente escandalosa para los editores que rechazaron el manuscrito. Hoy, más de un siglo después de que fuera escrita, Carol es considerada como uno de los mejores trabajos de su autora y todo un referente en la literatura de temática homosexual.

A pesar de esos antecedentes y del tiempo transcurrido, ningún cineasta había osado, hasta ahora, trasladar a la gran pantalla la gran historia de amor lésbica urdida por la escritora norteamericana. Todd Haynes, director, entre otras, de Velvet goldmine y Lejos del cielo, con la que, por cierto, la presente obra comparte más de un notable parecido, argumental y visual, se ha encargado, con la ayuda de la guionista Phyllis Nagy, de adaptar Carol al formato cinematográfico.

De factura clásica y elegante, Carol es, sin duda, una de esas joyas cinematográficas que, de vez en cuando, se facturan en la gran meca del cine y que difícilmente dejan indiferente a ningún cinéfilo militante.



Entre sus mayores aciertos cabría destacar su propia adaptación del original literario, su sobriedad narrativa –aunque cada uno de sus planos destile una intensidad inquietante y absorbente-, una excelente banda sonora, firmada por Carter Burwell, o la atmósfera ensoñadora a la que remite cada uno de sus cuidados planos. Y es que es, precisamente, en la vertiente más visual, donde Carol resulta más excelsa, sin que ello vaya en detrimento de su magnífica traslación y de la incuestionable calidad literaria del texto narrativo original en el que se basa.

Encuadre, iluminación y un uso del color que remite poderosamente a los albores del cine en Technicolor -en el que la elección del color del vestuario de los intérpretes respondía a la voluntad del cineasta por destacar determinados elementos y/o fijar su atención sobre un determinado actor o actriz-, hacen de Carol un film único en este siglo XXI, con enormes reminiscencias al cine facturado en la década de los 50 de la pasada centuria y, a pesar de su contención, a los grandes melodramas de Douglas Sirk.

Carol remite además, con su largo flashback inicial, a un clásico del cine británico, Breve encuentro, largometraje rodado por David Lean en 1945. Sin embargo, más allá de sus influencias cinematográficas, el film de Haynes cuenta con una tonalidad cromática y una composición de encuadres que propicia que casi todos sus fotogramas evoquen la obra de Edward Hopper, destacando especialmente la escena en la que una desolada y abandonada Roomey Mara permanece sentada al borde de la cama, con su cuerpo inclinado en una posición de recogimiento que recuerda poderosamente a la lectora de “Habitación de hotel” (1931).


'Habitación de hotel' de Edward Hopper

Mención aparte merecerían las portentosas interpretaciones de Cate Blanchett y Rooney Mara, capaces de mostrar, tan sólo con sus miradas, las tribulaciones interiores de dos personajes complejos y en constante evolución. Y si bien Blanchett brinda, como siempre, una de sus actuaciones memorables, Mara, en nuestra opinión, acaba convirtiéndose en la estrella del film. Sólo una actriz de ese calibre podría transmitir, con semejante naturalidad y verismo, la fragilidad e inocencia de Therese, una joven en pleno tránsito a la madurez que, en su búsqueda por hallar su lugar en el mundo, dará con la persona que habrá de cambiar por completo su vida.





15 de febrero de 2016

Exposiciones que esta semana pueden verse en Barcelona


A los lectores que esta semana estéis por Barcelona, os recomendamos las siguientes exposiciones:


El Museu d’Art Nacional de Catalunya (MNAC), junto con el Museu d’Art Jaume Morera, organiza, en el marco del centenario de Xavier Gosé, uno de los artistas más internacionales de principios del pasado siglo y uno de los mejores ilustradores de todos los tiempos de la corriente modernista, la exposición ‘Xavier Gosé, 1876-1915. Ilustrador de la modernidad’.

Lugar: Museu d’Art Nacional de Catalunya (MNAC)
Fechas: del 11 de diciembre de 2015 al 20 de marzo de 2016
Información






La sala de la Fundación Mapfre, Casa Garriga i Nogués, en Barcelona, nos muestra una exposición dedicada al fotógrafo japonés Hiroshi Sugimoto, Hiroshi, 'Sugimoto. Black Box', que incluye 39 obras de gran formato que recorren los 40 años de la obra del artista.

Lugar: Casa Garriga i Nogués
Fechas: del 19 de febrero al 8 de mayo de 2016
Información  








Distinción. Un siglo de fotografía de moda’ es la nueva exposición del Museu del Disseny de Barcelona, una muestra que recorre la historia de la fotografía de moda mediante imágenes realizadas por encargo y para ser publicadas en revistas del sector, para una campaña de comunicación de una marca, etc.

Lugar: Museu del Disseny de Barcelona
Fechas: del 26 de noviembre de 2015 al 27 de marzo de 2016
Información







+Humanos en el CCCB: el futuro de nuestra especie’, exposición albergada en el CCCB Centre de Cultura Contemporània de Barcelona en la que se plantean los posibles caminos del futuro de la especie humana “Desde las técnicas de reproducción asistida y los experimentos incipientes en biología sintética hasta la posibilidad de perpetuarnos a través del ámbito digital, nuestras vidas están condicionadas, mediadas y definidas por una revolucionaria confluencia de nuevos campos científicos y tecnológicos”.

Lugar: CCCB
Fechas: del 7 octubre de 2015 al 10 de abril de 2016
Información 




¡Esperamos que las disfrutéis!




12 de febrero de 2016

El Investigador Cultural propone hoy a...Arena




El Investigador Cultural se adentra hoy en el mundo de las artes escénicas de la mano de Arena.

Sita en Murcia, Arena es una empresa dedicada a la creación, realización, gestión y producción de actividades y eventos culturales y socioeducativos –tanto en el ámbito privado como en el público- y a la prestación de diferentes servicios técnicos.

Esta iniciativa cultural, que cuenta ya con más de dos décadas de existencia, se compone por un equipo de profesionales procedentes del mundo de la gestión cultural y de los servicios técnicos de ámbitos como las artes escénicas, los museos o el turismo. Así, Arena lleva a cabo muy diversas actividades, tal y como figuran en su página web y en su perfil de Facebook:

  • Artes escénicas (teatro, música y danza) y eventos como convenciones, galas y congresos.
  • Servicios técnicos de iluminación, sonido y audiovisuales.
  • Exposiciones, museos y patrimonio. Tal y como aparece en su página web  son Servicios relacionados con museos, centros de interpretación y otros tipos de instalaciones de carácter cultural, desde el asesoramiento para la redacción del pliego técnico y administrativo de un museo hasta la colocación in situ de los elementos que conforman esos espacios.
  • Educación. Arenaaprende: realización de clases en inglés a través del teatro. 

En la actualidad, Arena ofrece estas actividades distribuidas en los siguientes apartados de su página web:

Kor’sia   
Espectáculos en inglés    


Arena, por otra parte y como no podía ser menos, cuenta con perfiles en las principales redes sociales:

Twitter  
Youtube  


Os animamos a que echéis un vistazo a los enlaces proporcionados y os deseamos, cómo no, un Feliz Fin de Semana Cultural.



9 de febrero de 2016

Dibujar Versalles. Charles Le Brun (1619-1690)


Folleto de la exposición. CaixaForum Barcelona
Sede de la corte francesa desde el año 1682, el Palacio de Versalles, construido a la mayor gloria de Luís XIV, se convirtió en las pasadas centurias en el gran referente de buena parte de los arquitectos que concibieron la creación de los numerosos palacios que hoy se encuentran  repartidos a lo largo y ancho del Viejo Continente.

No obstante, el gran complejo arquitectónico, que habría de encumbrar la vida y obra del monarca francés, no sólo destaca por su imponente exterior, sino por su fastuoso y pomposo interior, repleto de obras de arte de valor incalculable e importantísimo testimonio histórico del enorme poder detentado por el llamado Rey Sol, el máximo exponente europeo de la monarquía absoluta, a quien, no por casualidad, se le atribuye aquella célebre frase de L'État, c'est moi (El estado soy yo).

Entre las obras que se hallan en el interior del espléndido edificio destacan, sin duda, los techos de sus numerosas estancias y los murales de la Galería de los Espejos y de la desaparecida Escalera de los Embajadores, todos ellos inspirados en hechos históricos y mitológicos y protagonizados por un rey de figura idealizada.

El diseño de muchas de aquellas obras le fue encargado a Charles Le Brun, un dibujante y pintor francés de extraordinario virtuosismo. Su obra, en su mayor parte ejecutada por su equipo de artesanos y artistas, se gestaba, siguiendo la técnica de la época, en bocetos plasmados en cartones que, más tarde, se reproducirían sobre los techos y paredes del palacio.

Los cartones utilizados por los artistas de la época han desaparecido prácticamente en su totalidad, pero los de Le Brun fueron conservados por expreso deseo de Luis XIV y, más tarde, con el devenir de los años, acabarían almacenándose en el Musée du Louvre.

Tras una intensa labor de restauración, en la que ha estado especialmente implicada la Obra Social La Caixa, más de una treintena de esos cartones pueden hoy contemplarse, tras siglos sin ver la luz, en la magnífica exposición que CaixaForum Barcelona inaugurada el pasado mes de noviembre y que podrá visitarse hasta el próximo 14 de febrero.

                                         Vídeo de hoyesarte

La muestra, que cuenta, además, con otras piezas y una fantástica puesta en escena –que incluye un magnífico punto de inicio con un enorme mural en el que se observa la entrada al palacio, amén de conseguidísimas reproducciones del techo de la Galería de los Espejos y una reconstrucción parcial de la desaparecida Escalera de los Embajadores-, tiene un marcado acento didáctico, con recursos audiovisuales que muestran las técnicas empleadas en la puntura mural o el método utilizado por Le Brun en la ejecución de su obra, e incluye numerosa y bien dosificada información a lo largo de todo el proyecto expositivo –intuitivo y exquisito- y una excelente contextualización histórica que, secundada por una notable ambientación –en la que se ha optado por una luz tenue y una paleta cromática a base de colores cálidos-, permite al visitante situarse en el momento histórico en el que las obras murales fueron concebidas y ejecutadas –contemplándolas en detalle gracias a magníficas reproducciones- y admirar su génesis en los diseños de Le Brun, plasmados en los cartones originales restaurados para la ocasión.

La exposición cuenta también, al inicio de su recorrido, con un plano que permite al visitante situar en qué zonas del palacio se localizaban las pinturas realizadas a partir de los cartones expuestos.

Magnífica en su concepción y puesta en escena, Dibujar Versalles. Charles Le Brun (1619-1690) es una exposición que ningún amante del arte, la historia y, en definitiva, la cultura debiera perderse, máxime porque da pie, además, a reflexionar sobre la auténtica labor del artista, más deudora del trabajo disciplinado y técnicas bien aprendidas que de la inspiración huidiza y del tormento creativo, cliché acuñado a finales del siglo XIX y aún hoy vigente.



8 de febrero de 2016

Una visita por la exposición virtual dsl Collection

Esta semana os proponemos visitar una exposición virtual que, comisariada por Martina Koppel Yang, muestra algunos trabajos que forman parte de la dsl Collection y que cuentan con un escenario de lujo, el Grand Palais de Paris.


                                   

¿Y qué es la dsl Collection?

Creada en 2005 por Sylvain Levy y Dominique Levy, dsl Collection es una colección centrada exclusivamente en el arte contemporáneo chino que en la actualidad comprende el trabajo de más de 200 artistas contemporáneos chinos. El objetivo de esta colección es dar a conocer y promover el trabajo de estos artistas a través de las nuevas tecnologías, produciendo exposiciones virtuales –como la presente-, libros electrónicos, etc.


Os animamos a que echéis un vistazo a esta colección:




Y también a este ebook, que reúne 350 obras de 200 artistas contemporáneos chinos: 






¡Esperamos que os guste!



5 de febrero de 2016

El Investigador Cultural propone hoy a...Ediciones la Fragatina





El Investigador Cultural de esta semana presta su atención a Ediciones La Fragatina, una interesante iniciativa sita en Fraga y, como su nombre indica, vinculada al mundo editorial.

Ediciones La Fragatina es, de hecho, un proyecto editorial dedicado al álbum ilustrado y a la difusión de la cultura y del patrimonio de la zona de Aragón donde se ubica. Para conseguir sus objetivos, este proyecto se vale de sus cuidadísimas colecciones, contenidas en su apartado Colecciones y que citamos a continuación:

  • La Segallosa. Agrupa títulos que, según afirman los gestores del proyecto, están pensados para todos aquellos lectores capaces de arriesgarse.
  • Lo Mullarero. Colección compuesta por álbumes ilustrados.
  • Lo Trompitxó. Cuentos, juegos… centrados en la temática del patrimonio cultural del Bajo Cinca y Aragón y dirigidos a los más pequeños.
  • Xiquets. Colección de libros en pequeño formato.
  • Forasterets. Colección de libros en los que se explican historias de otros lugares y personas “de fuera” (forasterets en Fraga) y destinados tanto a adultos como a menores.

El catálogo de Ediciones La Fragatina permite buscar a través de diferentes filtros (colección, ilustrador, autor), así como por su propio buscador.




Para saber más de esta editorial os recomendamos que echéis un vistazo a los diferentes e interesantes apartados de su página web y a sus diferentes canales de difusión: 


Twitter  

¡Feliz fin de semana cultural!



2 de febrero de 2016

45 años




Con apenas 25 años, el ahora septuagenario Geoff hubo de hacer frente al peor revés de su vida, la trágica muerte de su primer amor, Katja, en un accidente en la montaña. Cinco décadas después, a punto de celebrar su 45 aniversario de boda con Kate, a quien conociera poco después de la tragedia, Geoff recibe una carta de las autoridades suizas en la que le comunican que el cadáver de su malogrado amor ha sido hallado intacto en los glaciares de los Alpes.

Abrumada ante el enorme poder que el recuerdo de su breve vida en común con Katja ejerce sobre Geoff, Kate se sumergirá en una búsqueda insensata y desquiciante que la llevará al borde del abismo tras constatar que los aparentemente sólidos cimientos de su matrimonio apenas pueden resistir el embate del pasado.

Si bien un argumento como éste pudiera anunciar un thriller al uso, plagado de lugares comunes y trilladísimas tramas, o, incluso, un dramón desaforado –uno de esos tear jerkers que tanto gustan a la Academia de Hollywood-, 45 años es, por el contrario, un film sobrio, contenido y sutil, a la par que amargo y conmovedor sin aspavientos.

Rodada con un ritmo pausado, 45 años, tercer largometraje del cineasta británico Andrew Haigh, cuenta con un marco temporal y espacial acotado, los seis días que median entre la recepción de la carta y la celebración del aniversario de boda en la misma localidad británica en la que reside el matrimonio.

Ese pausado metraje, articulado en torno a largas tomas, sirve a Haigh para mostrar el opresivo peso de la monotonía y el tedio, constatable a través del vestuario, casi siempre el mismo en todas las escenas, y, sobre todo, de los rostros y gestos de los personajes –especialmente de los actos repetitivos, como las varias escenas en las que Rampling, tras regresar de su paseo matutino con el perro, se sirve un vaso de agua directamente del grifo y, tras unos sorbos, lo deposita sobre la encimera.

                                         Tráiler del film

Sería erróneo, incluso injusto, presuponer que el tercer film de Haigh se constituye como una obra exclusivamente dirigida a un público de edad parecida a la de sus protagonistas. Por el contrario, el trabajo del cineasta británico aborda una temática casi tan atemporal como universal, a saber, la añoranza por lo perdido, el paso inexorable del tiempo, el dolor de un amor truncado, los celos, la decepción, la pasión o el desencanto.

Sobrio, sutil y elegante en su concepción y desarrollo, 45 años cuenta, además, con el concurso de dos actores soberbios en sus respectivos papeles, Charlotte Rampling y Tom Courtenay, capaces, con tan sólo pequeños gestos e intensas miradas, y sin que medien demasiadas palabras, transmitir al espectador la batalla interna a la que el azar los ha abocado.

Bien pudiera ser, no obstante, que el formato del film, unido a la casi nula presencia de una banda sonora –aunque una antigua canción de The Platters tenga una especial importancia en el tramo final del metraje- propicie que algún cinéfilo le achaque poca inventiva cinematográfica y cierta rigidez en su desarrollo, con un guion más susceptible de ser adaptado a la escena teatral que a la gran pantalla. Sin embargo, no debiera olvidarse que algunas de las mejores obras del gran Ingmar Bergman contaban con un formato parecido y que además, y como acontece en el presente film, la incursión de la cámara permitía la oportunidad de acercarse al máximo a los rostros de actores capaces de transmitir, con tan sólo una mirada, toda suerte de sentimientos, algo que el género teatral difícilmente permite a los espectadores, incluso a aquéllos que tienen la fortuna de hacerse con una buena localidad.

                        The Platters. Canción: Smoke gets in your eyes

Más allá de la discrepancia entre cinéfilos, 45 años es, sin duda alguna, uno de esos largometrajes cuya hondura psicológica, sustentada en interpretaciones portentosas, dan pie a no pocas reflexiones.



Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...