20 de abril de 2019

Bram Stoker, in memoriam



Firma de Bram Stoker. Fuente: Wikipedia

Tal día como hoy, en 1912, fallecía en Londres el autor de la que posiblemente sea la novela gótica más famosa de la historia, Drácula.

En su memoria, rescatamos hoy una de nuestras tempranas entradas, Bram Stoker. El creador engullido por su obra; y también un pequeño monográfico, servido en dos partes y centrado en las adaptaciones cinematográficas de la novela que inmortalizaría el nombre de este escritor irlandés:



¡Feliz sábado!


19 de abril de 2019

Mañana de abril. Place de la Concorde, París (1894)


Fuente: Wikipedia

Hoy rendimos tributo a la pintora, escultora, diseñadora y escritora francesa Louise Abbéma (1853-1927).

Criada en el seno de una familia acomodada y amante del arte, Abbéma destacó muy pronto como pintora, granjeándose en vida el favor de la crítica y el público.

Si bien su obra se compone principalmente de retratos de personalidades de su época, Abbéma también dejó para la posteridad pinturas de paisajes, de interiores e, incluso, murales. Mañana de abril. Place de la Concorde, París (1894) es uno de sus más conocidos cuadros y, como gran parte de su obra, se halla en manos privadas.

¡Feliz viernes!




18 de abril de 2019

El anillo (1892)


Fuente: Wikipedia

Hoy recordamos al pintor norteamericano Robert Vonnoh (1858-1933).

Formado en Estados Unidos, y cómo no, en París, Vonnoh vivió prácticamente a caballo entre ambos países, aunque su labor como docente en prestigiosas instituciones artísticas la ejercería íntegramente en la Costa Este estadounidense.

Su obra, formada en su mayor parte por retratos y paisajes, se adscribe al llamado impresionismo americano, como puede constatarse en El anillo, un evocador cuadro realizado en 1892 y que hoy forma parte de una colección privada.

¡Feliz jueves!




17 de abril de 2019

Meet the Vincent van Gogh experience



Desde el pasado 14 de marzo y hasta el próximo 2 de junio puede visitarse en Barcelona Meet the Vincent van Gogh experience, la que es, sin duda alguna, una de las exposiciones más espectaculares que este año podrán verse en Europa. De hecho, tras su paso por Shanghái el pasado año, es ésta la primera vez que esta inigualable muestra se exhibe en el Viejo Continente y cuando finalice esta etapa barcelonesa volverá de nuevo a Asia, concretamente a Seúl.


Albergada en una gran carpa sita en el Port Vell, Meet the Vincent van Gogh experience es obra del Museo Van Gogh de Ámsterdam, un espacio museístico que, fundado por los descendientes de Theo Van Gogh, figura clave en la trayectoria artística de su hermano Vincent, recibe cada año una media de dos millones de visitantes. Ese interés por el pintor neerlandés –que ha dado pie al rodaje de films recientes centrados en su vida y obra, como la experimental Loving Vincent y el biopic protagonizado por Willem Dafoe, Van Gogh, a las puertas de la eternidad–, unido al hecho de que el traslado de sus obras resulte sumamente dificultoso, ha propiciado la gestación de este proyecto museístico, absolutamente innovador, que pretende acercarse a un público extenso y heterogéneo.


Meet the Vincent van Gogh experience es, de hecho, una auténtica e inigualable experiencia multisensorial que permite conocer mejor a uno de los pintores más extraordinarios de todos los tiempos, un artista que en vida sólo vendió un cuadro pero que en la actualidad es el favorito de muchos coleccionistas, capaces de pagar cifras estratosféricas por aquellas de sus obras que han permanecido en colecciones privadas y han salido a la venta.


Para dar cabida a esta muestra expositiva en Barcelona, se ha contado con una carpa de 1500 metros cuadrados dividida en seis espacios, cuyo recorrido, siguiendo un criterio cronológico, proporciona al visitante numerosos datos biográficos del artista neerlandés, de los lugares en los que residió tras abandonar su país y de las personas más importantes de su vida, como su hermano Theo, su principal apoyo, o la esposa de éste, Jo Bonger, gracias a cuya labor inestimable hoy día se puede analizar la estrecha relación que unió a ambos hermanos y que quedó reflejada en una profusa correspondencia, presente en esta exposición, que Bonger conservaría y daría a conocer en los años sucesivos a la muerte de ambos hermanos.


Lo más sorprendente de esta exposición radica en el hecho, en absoluto baladí, de que no cuente con una sola obra original y sí, por el contrario, con numerosas reproducciones de las pinturas de Van Gogh en diversos formatos y medios, como proyecciones a escala real, reproducciones en 3D a tamaño original, fotografías, vídeos, animaciones interactivas y multimedia, paneles retroiluminados, amén de fragmentos de más de 800 cartas y decorados teatrales, que incluyen elementos significativos de la vida y obra del artista neerlandés, como la famosa habitación que Van Gogh inmortalizara con sus pinceles, el emblemático café Le Tambourin, la casa amarilla de Arlés, el Hospital de Saint-Rémy, donde estuviera internado, o un campo de trigo en el que, tras escucharse el disparo con el que Van Gogh acabó con su vida, una bandada de cuervos alzan el vuelo y acaban componiendo una de las más bellas obras del malogrado pintor neerlandés, Trigal con cuervos (1890).


Durante todo el recorrido de esta fascinante exposición, que dura unos noventa minutos, sus artífices animan, mediante múltiples indicaciones, a que los visitantes tomen fotos y toquen las obras o ampliaciones de fragmentos de las mismas –algunos de esos fragmentos también pueden apreciarse en detalle gracias al uso de un microscopio colocado en una de las salas. La visita se sigue, además, con el uso de una audioguía que, incluida en el precio de la entrada, se activa automáticamente cada vez que el visitante se acerca a un punto de interés.


Excelsa en su concepción y ejecución, los únicos puntos negativos que podrían achacarse a esta exposición son una excesiva afluencia de público, que no permite disfrutar al cien por cien de la experiencia, y el sistema de audioguía, que requiere de una imperiosa mejora –durante nuestra visita las grabaciones se activaban tarde o mal. De lo que no cabe duda, en cualquier caso, es de que Meet the Vincent van Gogh experience plantea una nueva forma de acercarse al arte sin la necesidad de exponer obras originales, lo que no sólo promueve la preservación de aquéllas, al ahorrar los riesgos que supone todo traslado, sino que también brinda la oportunidad de acercarse al trabajo de un artista sin necesidad de desplazarse y, lo más importante, en un futuro permitiría poder contemplar de cerca las numerosísimas obras de arte que hoy se hallan en manos privadas o bien agrupar trabajos que se encuentran en espacios museísticos muy distantes desde el punto de vista geográfico, lo que podría dar pie a los criterios expositivos más diversos ¡y osados!.


16 de abril de 2019

La partida de las brujas (1878)


Fuente: Wikipedia

Nuestro post del día lo dedicamos al pintor granadino Luis Ricardo Falero (1851-1896).

Artista precoz, Falero pasó buena parte de su vida en Francia y en Inglaterra, país al que lo enviaron sus padres, a muy temprana edad, para que aprendiera inglés. 

Especializado en desnudos, especialmente el femenino, Falero dotó su obra de un toque fantástico y orientalista. La partida de las brujas, pintada en 1878 y también conocida como Brujas yendo al Sabbath, es uno de los mejores ejemplos de la fecunda imaginación de su autor y, como buena parte del legado de Falero, se encuentra en manos privadas.

¡Feliz martes! 



15 de abril de 2019

La visita inoportuna (1868)


Fuente: Wikipedia

Iniciamos la semana con el pintor bilbaíno Eduardo Zamacois y Zabala (1841-1878).

Nacido en el seno de una familia culta, Zamacois recibió una esmerada educación y, muy joven y gracias a su ingreso en la emblemática Real Academia de Bellas Artes de San Fernando, se convirtió en discípulo de Federico de Madrazo.

Formado también en París, donde pasaría una larguísima estancia, Zamacois se adscribió a la corriente historicista francesa que, a diferencia de la española, apostaba por el pequeño formato y por un toque mucho más intimista en su temática. Ejemplo de ello es una de sus más famosas obras, La visita inoportuna (1868), hoy en poder del Museo de Bellas Artes de Bilbao.

¡Feliz lunes! 




14 de abril de 2019

Hayedo en mayo cerca de Iselingen (1857)


Fuente: Wikipedia

Finalizamos la semana con el pintor danés P.C. Skovgaard (1817-1875).

Gran figura de la llamada Edad de Oro danesa, Skovgaard fue alumno de la Real Academia de Bellas Artes de Dinamarca, emblemática institución con la que obtendría una beca para viajar a Italia y acabar de completar su formación.

Skovgaard es hoy sobre todo recordado por ser uno de los paisajistas románticos que mejor ha retratado a su país. Ejemplo de su buen hacer es Hayedo en mayo cerca de Iselingen, obra realizada en 1857 y hoy en poder del Statens Museum for Kunst en Copenhague.

¡Feliz domingo! 


13 de abril de 2019

El incendio (1850-1851)


Fuente: Wikipedia

Iniciamos el fin de semana con el pintor francés Alexandre Antigna (1817-1878).

Si bien el artista galo abrazó diversos estilos a lo largo de su vida, los temas escogidos para sus cuadros apenas si variaron en el tiempo, lo que comportó que fuera conocido como el pintor de los humildes.

Ese amor por los más desfavorecidos quedó plasmado, de hecho, en sus más famosas obras, entre las que destaca la angustiosa y, a la vez, hermosa El incendio (1850-51), que hoy se puede contemplar en el Musée des Beaux Arts d'Orléans.

¡Feliz sábado! 



12 de abril de 2019

Cálculo mental. En la Escuela Pública de S. A. Rachinsky (1895)


Fuente: Wikipedia

Iniciamos el día con el pintor ruso Nikolay Bogdanov-Belsky (1868-1945).

Formado en su país y, cómo no, en París, Bogdanov-Belsky pasó gran parte de su vida en Riga (Letonia), ciudad en la que tuvo un activo papel como miembro de Fraternitas Arctica, una institución académica rusa ya centenaria y todavía en activo.

Para la posteridad, Bogdanov-Belsky dejó un legado pictórico de temática diversa y entre el que destacan sus paisajes impresionistas, sus retratos y, sobre todo, sus cuadros, de corte realista, destinados a reflejar la educación que entonces recibían los hijos de las familias campesinas. A este último grupo pertenece Cálculo mental. En la Escuela Pública de S. A. Rachinsky (1895), que hoy puede contemplarse en Galería Tretiakov de Moscú.

¡Feliz viernes! 




11 de abril de 2019

Buenos Aires, 1936


Fuente: Wikipedia

Hoy recordamos al fotógrafo y cineasta argentino Horacio Coppola (1906-2012).

Destacado intelectual en su país, Coppola residió largas temporadas en Europa para complementar su formación. En una de esas estancias en el Viejo Continente –en la Alemania de entreguerras– conocería a su primera esposa, la también fotógrafa Grete Stern, que también acabaría convirtiéndose en una destacada figura del mundo del arte y la cultura en Argentina –y a quién recordábamos hace unas semanas con una de sus más conocidas obras, Sueño nº1: Artículos eléctricos para el hogar (1950).

El importante legado de Coppola reviste un importante valor artístico e histórico. Buen ejemplo de ello es esta fotografía de la calle Florida de Buenos Aires, tomada en 1936.

¡Feliz jueves! 




10 de abril de 2019

Max Beckmann (Leipzig, 1884 – Nueva York, 1950)


Folleto de la exposición

Desde hace unas semanas y hasta el próximo 26 de mayo puede verse en CaixaForum Barcelona la que es, hasta la fecha, la primera gran retrospectiva dedicada al pintor alemán Max Beckmann (1884-1950).

Realizada en colaboración con el Museo Nacional Thyssen-Bornemisza, donde previamente se había albergado, esta exposición, comisariada por Tomàs Llorens, permite conocer las diferentes etapas creativas de un artista rompedor e independiente, capaz de crear un estilo completamente propio sin sucumbir por completo a ninguna de las corrientes innovadoras que experimentarían las artes y la cultura durante las primeras décadas del siglo XX.

La muestra reúne un conjunto de 49 obras, entre las que destacan principalmente pinturas, dos esculturas y litografías varias, piezas, todas ellas, procedentes de diferentes museos y colecciones de todo el mudo, que, reunidas en un único espacio, suponen casi un veinticinco por ciento de la obra de este genio de la pintura, considerado como uno de los artistas alemanes más destacados de la pasada centuria.


Cuidada al máximo en todos sus detalles, como es habitual en las exposiciones albergadas por CaixaForum, esta retrospectiva dedicada a Beckmann se divide en dos secciones siguiendo un criterio temático y cronológico.

La primera sección se centra en la etapa alemana del pintor, especialmente en los años anteriores al estallido de la Primera Guerra Mundial, cuando Beckmann empezó a cosechar sus primeros éxitos y a ser reconocido, y en parte del período de entreguerras. Esa fase creativa se trunca en la década de los años treinta del pasado siglo, una época especialmente dura para el pintor alemán, quien, con el ascenso de Hitler al poder, pierde su plaza como profesor en la Escuela de Arte de Frankfurt, lo que, además, viene acompañado del impedimento de exponer ninguna de sus obras en suelo alemán. En esa misma época, por otra parte, se expondría en la Alemania nazi, a bombo y platillo, una ambiciosa exposición titulada Entartete Kunst –arte degenerado, en su traducción al español–, una muestra en la que se incluían obras del propio Beckmann, junto con otras producidas por contemporáneos suyos, para presentarlas como un ejemplo de la sinrazón de las nuevas corrientes artísticas, que habían roto con siglos de tradición en la producción artística occidental.

Cartel publicitario de la exposición Entartete Kunst

La segunda parte de la exposición corresponde a los años de un exilio vivido a caballo entre Europa y Estados Unidos, y se estructura en torno a cuatro grandes ejes intrínsecamente ligados a esa vida lejos de un hogar al que no regresaría jamás. 

El primero de esos ejes, o metáforas, como se describen en la ficha de presentación de la exposición, responde al título de Máscaras y alude a la casi inevitable pérdida de identidad que amenaza al exiliado; el segundo eje, Babilonia eléctrica, se centra en una temática recurrente en la pintura de Beckmann, la ciudad moderna. El tercer bloque temático, El largo adiós, propone una reflexión sobre el exilio y la muerte, mientras que la última sección de la exposición, El Mar, se presenta como una metáfora sobre el infinito y la nostalgia. 

Totalmente recomendable por su contenido y puesta de escena, esta muestra dedicada a Max Beckmann supone, en definitiva, una oportunidad inigualable de acercarse a un artista único cuya obra, aun sumamente independiente de la de sus contemporáneos, se inscribe en un momento histórico fascinante para todas las ramas artísticas. 


9 de abril de 2019

En el café (1887)


Fuente: Wikipedia

Empezamos el día con el pintor estadounidense Robert Koehler (1850-1917).

Formado en Estados Unidos y Alemania –país del que eran originarios sus padres–, Koehler no sólo fue un aclamado pintor, sino también un reconocido profesor que ejerció tanto en Múnich como en Minneapolis. En esta última ciudad tuvo, además, un activo papel en la creación del Museo de Bellas Artes de Minneapolis, hoy conocido como el Instituto de Arte de Minneapolis.

Su preciosa En el café (1887) no se encuentra, sin embargo, en ese espacio museístico ni en ningún otro museo, pues pertenece a una colección privada.

¡Feliz martes! 


8 de abril de 2019

Wall Street, 1915


Fuente: Wikipedia

Damos inicio a la semana con una obra del fotógrafo y cineasta estadounidense Paul Strand (1890-1976).

Artista precoz, Strand estuvo en activo hasta su muerte, por lo que su obra, prolífica, cubre un período de más de seis décadas que incluye escenarios y estilos muy diversos.

Wall Street, 1915, uno de sus más recordados trabajos, pertenece a su primera etapa y está ambientado en su ciudad natal, Nueva York, que, por cierto, también sería el escenario de su primer film, rodado tan sólo unos años después, en 1921, y titulado Manhatta.

¡Feliz lunes! 


7 de abril de 2019

Una noche de carnaval (1886)


Fuente: Wikipedia

Concluimos la semana con el pintor francés Henri Rousseau (1844-1910).

Gran representante del llamado arte naïf, Rousseau no se inició en el campo de la pintura hasta ya cumplidos los cuarenta. Su vida hasta entonces había estado marcada por las penurias económicas que le ataron a trabajos poco gratificantes y alejados por completo de su sensibilidad artística.

A pesar de esa tardía llegada al mundo del arte, Rousseau fue muy elogiado por algunos de los más reconocidos pintores de su tiempo. En la actualidad, gran parte de su obra se halla repartida en importantes espacios museísticos, como el Philadelphia Museum of Art, que alberga la preciosa y sugerente Una noche de carnaval (1886).

¡Feliz domingo! 


6 de abril de 2019

Adolph de Meyer, el fotógrafo de las estrellas de los años 20


Fuente: Wikipedia

Iniciamos el fin de semana con el fotógrafo francés de origen alemán Adolph de Meyer (1868-1946).

Reconocido y aclamado en su tiempo, De Meyer llegaría a convertirse en el primer fotógrafo oficial que la emblemática revista Vogue contratara para cubrir su sección de moda.

De muy variada temática, la obra de De Meyer es hoy sobre todo recordada por incluir numerosas fotografías de muchas de las más importantes celebridades de su tiempo. Ejemplo de ello es esta imagen, fechada en 1921, en la que aparece la actriz Jeanne Eagles, famosa en la era del cine mudo y por sus papeles en los escenarios de Broadway.

¡Feliz sábado! 


5 de abril de 2019

La reina blanca (1877)


Fuente: Wikipedia

Hoy recordamos al pintor finés Albert Edelfelt (1854-1905).

Precursor en su país del movimiento artístico del realismo, Edelfelt se formó en San Petersburgo, en Amberes y, cómo no, en París.

Edelfelt se inspiró, además, en la historia, especialmente la finesa, para crear buena parte de su obra. La Reina Blanca (1877), uno de sus más recordados trabajos, retrata a Blanca de Namur, reina consorte de Suecia y Noruega, a partir de una de las más populares canciones infantiles nórdicas, Rida, rida, ranka. Hoy día pende de una de las paredes del Ateneum en Helsinki. 

¡Feliz viernes! 




4 de abril de 2019

Exhausto (1889)


Fuente: Wikipedia

Iniciamos el día con el pintor danés Hans Andersen Brendekilde (1857-1942).

Formado como escultor en la Real Academia de Bellas Artes de Dinamarca, Bredelkilde acabaría decantándose por la pintura como medio de expresión artístico.

La primera etapa de su obra, deudora del realismo social y fuertemente influenciada por las penurias sufridas durante su infancia, se centra por completo en el campesinado y las durísimas condiciones a las que éste había de hacer frente diariamente. Exhausto (1889) pertenece a ese primer período creativo y hoy se puede contemplar en el Funen's Art Museum (Odense, Dinamarca).

¡Feliz jueves! 




3 de abril de 2019

Duolingo


Fuente: Wikipedia

Creado por Luis von Ahn, empresario, profesor universitario y uno de los pioneros de la iniciativa crowdsourcing, Duolingo es un método de aprendizaje de idiomas totalmente gratuito al que se puede acceder a través de su página web y también de su app, desarrollada tanto para Android como para iOS. 

Duolingo se lanzó al mercado a finales de 2011 y su éxito ha sido tal que sus usuarios se cuentan por millones. A ello habría que añadir el honor de haber sido elegida por Google como mejor app del año en 2013. En ese reconocimiento influyó, sin duda, el gran número de descargas, pero también su carácter totalmente gratuito, su cuidado diseño y sus mejoras constantes en usabilidad y contenidos.


Concebido como un juego, Duolingo ofrece a sus estudiantes la posibilidad de empezar a conocer un nuevo idioma de una manera amena y motivadora y entre sus mayores aciertos, los que han hecho posible que su popularidad no decaiga, habría que destacar los siguientes:

Actualizaciones constantes, tanto en diseño y usabilidad como en contenidos.

Brevedad. Sus lecciones son breves, por lo que el tiempo mínimo de estudio, si se opta por una sola lección diaria, no excede los cinco minutos.

Calidad de los contenidos de audio. Duolingo ofrece grabaciones de audio reales, no los típicos registros con voces artificiales servidos en otros métodos.

Énfasis en la sintaxis. Por muy ridículas que parezcan las frases presentadas en las lecciones, su finalidad no es otra que familiarizar al estudiante con las estructuras gramaticales del idioma que haya elegido aprender. Esta apuesta resulta acertadísima, por ejemplo, para el aprendizaje del alemán por parte de hablantes de lenguas no germánicas.

Repetición, repetición. Como casi cualquier método de idiomas, también Duolingo apuesta por esa vía para que el estudiante se haga con las estructuras del idioma y aprenda nuevo vocabulario.

Estructuración de los contenidos de aprendizaje. Los cursos de Duolingo se articulan en torno a diferentes niveles. Cada uno de estos niveles cuenta con un color diferente –azul, verde, rojo, naranja y dorado– y agrupa numerosas lecciones divididas por aspectos gramaticales concretos y vocabulario centrado en una temática muy diversa.

Apuntes gramaticales. Gran parte de los idiomas estudiados cuentan ya con un apartado exclusivo dedicado a explicaciones gramaticales concisas y muy claras, que sirven de complemento y apoyo a las diferentes lecciones. Esas fichas gramaticales incluyen un material en audio muy útil y recogen, además, interesantes notas culturales.

Número de idiomas creciente. Desde su lanzamiento, Duolingo no ha cesado, gracias a la colaboración de numerosos lingüistas, de crear nuevos cursos. Lógicamente, el mayor número de idiomas se halla en la versión inglesa, aunque sólo desde la versión española se puede acceder a los cursos de catalán y guaraní. Como nota curiosa, habría que destacar que los idiomas más aprendidos son el inglés y el español y que se imparten tres cursos de lenguas inventadas, el esperanto, el klingon y el alto valiryo. Además, también se pueden estudiar lenguas amenazadas como el hawaiano y el navajo.

Interacción entre estudiantes. Duolingo cuenta con foros y con una activa página en Facebook en la que sus usuarios pueden compartir opiniones, formular preguntas y hacer sugerencias.

Sin que lleguen a opacarlo, Duolingo cuenta también con algunos puntos negativos que podrían mejorarse, como ciertas actualizaciones y no contar con mayor material adicional –hasta la fecha sólo pueden adquirirse, vía puntos acumulados, tres módulos extra, Flirting, Idioms y Christmas, este último sólo disponible en época navideña y no siempre.

Tras varios años usando esta app, no nos atreveríamos a afirmar que solamente con Duolingo se pueda llegar a un nivel B2 en un nuevo idioma –para ello recomendamos siempre, y sin dudarlo, Assimil–, pero sí que este método es un excelente complemento de aprendizaje al que todo amante de los idiomas debería dar una oportunidad.



2 de abril de 2019

¡Feliz día internacional de la literatura infantil y juvenil!


Hans Christian Andersen inmortalizado por el pintor danés Christian Albrecht Jensen en 1836. Fuente: Wikipedia

Tal día como hoy, en 1805, venía al mundo un escritor inmortal, Hans Christian Andersen (1805-1875). 

Considerado como un maestro indiscutible de la literatura dirigida a los más pequeños, Andersen ha sido, y es, uno de los autores más queridos de la literatura occidental. No es por ello extraño que el Día internacional de la literatura infantil y juvenil se celebre, precisamente, en la efeméride de su nacimiento.

En recuerdo del gran escritor, recuperamos hoy el post que le dedicáramos a su obra y persona hace unos años:



 
¡Feliz martes! 


1 de abril de 2019

Russell Lee y los campos de concentración para japoneses en Estados Unidos


Fuente: Wikipedia

Empezamos la semana con el fotógrafo y fotoperiodista estadounidense Russell Lee (1903-1986).

Químico de profesión, Lee abandonó su carrera para convertirse en pintor, aunque poco más tarde se decantaría por la fotografía.

Hoy es especialmente recordado por su trabajo para la Farm Security Administration –organismo creado para combatir la pobreza rural durante la Gran Depresión– y por documentar gráficamente otros episodios históricos, como uno de los más vergonzantes acaecidos durante la Segunda Guerra Mundial, el traslado a campos de concentración de cientos de familias estadounidenses de origen japonés. La imagen que ilustra este post, tomada en 1942, muestra uno de esos traslados forzosos y hoy forma parte del repositorio fotográfico de la Library of Congress.

¡Feliz lunes! 






31 de marzo de 2019

León herido (1838)


Fuente: Wikipedia

Dedicamos el último día de la semana al pintor indonesio Raden Saleh (1811-1880).

Nacido durante el período en el que la actual Indonesia formaba parte de las Indias Orientales Neerlandesas, Saleh mostró un temprano talento artístico, lo que propició que viajara a Holanda para formarse como pintor. Tras dos décadas en Europa, Saleh regresó a su país convertido en un destacado retratista y paisajista.

León herido (1838) es una de sus más famosas obras y fue facturada durante su larga estancia en el Viejo Continente. En la actualidad, como parte de sus otros trabajos, pertenece a una colección privada.

¡Feliz domingo! 




30 de marzo de 2019

Adelaida (1946)


Fuente: Wikipedia

Iniciamos el fin de semana con el fotógrafo australiano Max Dupain (1911-1992).

Artista precoz, Dupain empezó a realizar sus primeras fotografías con tan sólo trece años. Una década después abriría su propio estudio en Sydney.

En activo hasta su muerte, Dupain renegó, en cierta manera, de su trabajo realizado antes de la Segunda Guerra Mundial. Así, en los años posteriores a la finalización de la contienda bélica, el artista australiano se regiría por su afán por mostrar la realidad de una forma creativa y desprovista de artificios. 

Adelaida, tomada en 1946, responde a esa voluntad y hoy puede contemplarse en la Art Gallery of South Australia.

¡Feliz sábado! 


29 de marzo de 2019

La Biblioteca Pública de Nueva York y la Quinta Avenida (circa 1920)


Fuente: Wikipedia

Empezamos este viernes con el pintor checo T. F. Šimon (1877-1942).

Como alumno de la Academia de Bellas Artes de Praga, Šimon obtuvo una beca que le permitió viajar y completar su formación en Bélgica, Inglaterra, Italia y Francia. Más tarde, finalizados sus estudios, visitaría países más lejanos, como Japón, India o Estados Unidos.

Ese afán viajero de Šimon quedó reflejado en muchas de sus obras, ambientadas en muy deferentes escenarios, como, por ejemplo, La Biblioteca Pública de Nueva York y la Quinta Avenida, realizada alrededor de 1920 y hoy formando parte de una colección privada.

¡Feliz viernes! 




28 de marzo de 2019

Entusiasmo (1888)


Fuente: Wikipedia

Hoy recordamos al fotógrafo inglés Francis Meadow Sutcliffe (1853-1941).

Hijo de un reconocido pintor, Sutcliffe prefirió la fotografía como medio de expresión creativo y durante más de medio siglo, y siguiendo su deseo de captar su más inmediata realidad, fotografió a conocidos y amigos en su quehacer cotidiano. 

Testimonio de toda una época, muchas de las imágenes tomadas por el artista británico se hallan hoy en poder de prestigiosos espacios museísticos. Ejemplo de ello es su preciosa Entusiasmo (1888), que, también conocida como Duras realidades, se encuentra en el LACMA (Los Angeles County Museum of Art).

¡Feliz jueves! 




27 de marzo de 2019

Ruta vampírica y otras leyendas


Autor: Un Mundo Cultural

Por la originalidad de las actividades culturales que diseña y ejecuta, la empresa GoBcn bien merece ser objeto de uno de nuestros Investigadores Culturales. Hoy, no obstante, vamos a centrar nuestra atención en su Ruta vampírica y otras leyendas, uno de sus recorridos barceloneses más preciados y mejor valorados, a tenor de las innumerables críticas positivas vertidas en Atrápalo, plataforma en la que pueden adquirirse las entradas para esta actividad y otras organizadas por esta empresa cultural que iniciara su andadura hace ahora ocho años.

Llevada a cabo siempre por la noche, como no podía ser menos, la Ruta vampírica y otras leyendas se inició en el año 2012 con motivo del centenario de la detención de Enriqueta Martí, la vampira del Raval, tristemente célebre por haber asesinado a más de setenta niños, huérfanos e hijos de prostitutas en su mayor parte, de cuyos cuerpos extraía la materia prima para confeccionar toda suerte de potingues y mejunjes que después vendía a numerosos clientes adinerados de Barcelona.  

No muy larga en su recorrido, esta ruta tiene como punto de inicio la Plaça Nova, justo al lado de la Plaça de la Catedral, y su duración, si bien estimada en dos horas, resulta variable, pues al guía que siempre la conduce, Thor, no le importa acabar más tarde. Nuestra visita duró, de hecho, poco más de tres horas, por lo que el precio de la entrada, no demasiado barato, se amortiza con creces.

El contenido de la ruta, en el que no vamos a profundizar demasiado para no incurrir en odiosos spoilers que os priven de pasar una velada inolvidable, puede resultar, a priori, un tanto disperso, pues los temas que se van hilando a lo largo del recorrido no sólo aluden a un espacio y tiempo concretos, sino que, por el contrario, Thor, especialista en antropología de la religión, traslada a los asistentes a  épocas diversas, muchas muy distantes en el tiempo, y a escenarios geográficos remotos, si bien nunca pierda de vista a una Barcelona, misteriosa y oscura, que resulta una práctica desconocida para una buena parte de los barceloneses.

Autor: Un Mundo Cultural

La ruta vampírica y otras leyendas es, por tanto, una magnífica oportunidad para conocer mejor la Ciudad Condal, una urbe más unida, según Thor, al vampirismo que Rumanía, la nación que se cree que es la cuna del mito inmortalizado por Bram Stoker y, más tarde, por el Séptimo Arte con innumerables films dedicados al personaje vampírico por excelencia, Drácula. De hecho, el primer vampiro aristócrata del que se tiene constancia en Occidente fue el Conde Estruch, de cuyo nombre deriva la palabra catalana malastrugança, que en castellano podría traducirse como mala suerte.

Autor: Un Mundo Cultural

Sin embargo, la ruta conducida por Thor no sólo se acota a hechos acaecidos en el pasado, sino que está aliñada con muchas historias actuales, algunas de ellas todavía frescas en la memoria por cuanto tuvieron un gran eco mediático; otras, desconocidas por el gran público, aluden a crímenes rituales y también a sociedades secretas en las que se llevan a cabo ritos asociados con la sangre.

El gran logro de esta actividad, más allá de las historias explicadas por su guía –que pueden prestarse a más de un cuestionamiento– es, sin duda, su puesta en escena bajo la batuta de Thor, un apasionado de una temática que domina y un narrador absolutamente excepcional, capaz de atrapar y mantener la atención de su público sin aparente esfuerzo.

Antes de despedirnos hasta mañana, os dejamos con los enlaces de GoBcn y la plataforma Atrápalo para obtener más información sobre esta actividad, que, estamos seguras, no os defraudará.

¡Feliz miércoles! 




26 de marzo de 2019

Encuentro en las escaleras de la torrecilla (1864)


Fuente: Wikipedia

Iniciamos el día con el pintor irlandés Frederic William Burton (1816-1900).

Enamorado de su profesión e impelido por conocer en profundidad el trabajo de los grandes maestros que le precedieron en su oficio, Burton realizó numerosos viajes por Europa que habrían de servirle para completar su formación y, años más tarde, le serían sumamente útiles durante su etapa como director de la National Gallery londinense. De hecho, muchas de las más importantes obras del museo londinense fueron adquiridas por el pintor irlandés.

Encuentro en las escaleras de la torrecilla (1864) es una de las obras más famosas de Burton y hoy puede contemplarse, en horarios restringidos, en la National Gallery of Ireland.

¡Feliz martes! 




25 de marzo de 2019

Sueño (1897)


Fuente: Wikipedia

Dedicamos la primera noticia de la semana al fotógrafo francés Constant Puyo (1857-1933).

Miembro activo de la corriente del pictoralismo, Puyo jamás concibió que una obra fotográfica pudiera considerarse artística si no mediaba una previa manipulación.

Finalizada la Primera Guerra Mundial, se inició el declive del pictoralismo, por lo que la obra de Puyo fue perdiendo adeptos. Antes de la contienda bélica, sin embargo, el trabajo del artista francés había sido sumamente conocido, habiendo formado parte de diversas exposiciones y de numerosas publicaciones. 

Ejemplo de ello es Sueño, realizada en 1897 e incluida aquel mismo año en una publicación alemana, Die Kunst der Photographie (El arte de la fotografía).

¡Feliz lunes! 


24 de marzo de 2019

La modelo del artista (1882)


Fuente: Wikipedia


Concluimos la semana con el pintor español Luís Álvarez Catalá (1836-1901).

Discípulo del gran Federico Madrazo, Álvarez Catalá completó su educación artística en Roma, ciudad en la que permaneció varios años. A su regreso, se forjaría una gran fama como retratista, llegando a pintar a la regente María Cristina de Habsburgo, quien le acabaría nombrando director del Museo del Prado.

La modelo del artista, realizada en 1882, no se encuentra, sin embargo, en poder de la gran pinacoteca, sino, desgraciadamente, en manos privadas.


¡Feliz domingo! 


23 de marzo de 2019

Esther Bubley. Una fotógrafa pionera


Fuente: Wikipedia


Iniciamos el fin de semana con la fotógrafa estadounidense Esther Bubley (1921-1998).

Apasionada desde muy temprana edad por el fotoperiodismo y la fotografía documental, Bubley dejó para la posteridad un legado de valor artístico e histórico incuestionable. 

Entre ese legado destacan las numerosas fotografías realizadas durante la Segunda Guerra Mundial. Una de esas imágenes es esta instantánea que, tomada en 1943, muestra a un empleado de la Capitol Transit Company enseñando a una mujer el oficio de conductor de tranvía, un trabajo que, en los años anteriores al estallido de la contienda bélica, sólo era desempeñado por hombres.


¡Feliz sábado! 


22 de marzo de 2019

En casa de la abuela (1883)


Fuente: Wikipedia

Iniciamos el día con el pintor y coleccionista holandés Adolph Artz (1837-1890).

Miembro durante casi una década de la Real Academia de Bellas Artes de Ámsterdam, Artz estableció su propio estudio en París, ciudad en la que residiría ocho años. A su regreso a su país, el rey Guillermo III lo condecoraría con la Orden de la Corona de Roble.

Cuatro años después de esa distinción, Artz pintaría la que es una de sus más bellas obras, En casa de la abuela (1883), que hoy se halla en el Rijksmuseum.

¡Feliz viernes! 



21 de marzo de 2019

La calle de los apostadores (1898)


Fuente: Wikipedia

Hoy recordamos al fotógrafo alemán Arnold Genthe (1869 – 1942).

Hijo de un profesor de latín y griego, Genthe siguió la tradición familiar y se doctoró en filología en 1894. Un año más tarde emigraría a Estados Unidos y, de manera totalmente autodidacta, se formaría como fotógrafo.

Su obra no sólo cuenta con un valor artístico incuestionable, sino también histórico, pues Genthe inmortalizó la ciudad de San Francisco antes, durante y después del famoso terremoto de 1906, que devastó la ciudad. 

La calle de los apostadores, tomada en 1898 y hoy en poder del Museo de Bellas Artes de San Francisco, forma parte de ese rico legado histórico.

¡Feliz jueves! 




20 de marzo de 2019

María, reina de Escocia



Personajes de importancia histórica incuestionable no sólo en el Reino Unido, sino en el resto del mundo Occidental, María Estuardo e Isabel I han sido objeto de estudio de numerosos historiadores y su vida abordada, con mayor o menor rigor, por dramaturgos, cineastas y escritores varios en numerosas ocasiones.  
Josie Rourke, directora teatral con una sólida trayectoria, debuta en el mundo del cine con una historia en la que reúne a ambas monarcas, primas segundas y acérrimas enemigas, hasta el punto de que una acabaría, mediante decapitación, con la vida de la otra, si bien, caprichos del destino, hoy sus restos permanecen muy próximos en la inigualable abadía de Westminster.

La ópera prima de Rourke parte de la novela de John Guy Queen of Scotts. The true life of Mary Stuart, traducida en España con el título, mucho más dramático, de María Estuardo, la reina mártir, y cuenta con dos intérpretes de relumbrón, Margot Robbie, en el papel de la llamada Reina Virgen, y Saoirse Ronan encarnando a la desdichada reina de Escocia.

La historia, servida en formato biopic, se articula en torno a un largo flashback, que se inicia con la llegada de María a Escocia tras la muerte de su esposo, el rey francés Francisco II. En el país galo había pasado María, descendiente, por vía materna, de Catalina de Médeci, la mayor parte de su vida. De regreso a su país, María reclamaría su derecho sobre el trono inglés, lo que, unido a sus creencias religiosas –María era católica mientras que la hija de Enrique VIII se había declarado protestante–, acabaría enfrentándola a Isabel I, con quien, a lo largo de los años, mantendría una intensa relación epistolar.


Quien haya visionado el film no podrá negar que, como la mayoría de las producciones británicas presenta una factura impecable, especialmente en el plano estético, y las interpretaciones, especialmente las de sus principales protagonistas, son dignas de un galardón. Además, el film también cuenta con un ritmo muy sostenido, un guion que ha sabido sacar mucho partido de una historia colmada de intrigas palaciegas y juegos de poder varios y, especialmente, una excelente caracterización de sus principales personajes, que no sólo se sustenta en el savoir faire de sus principales actrices, sino también en unos acertadísimos vestuario, maquillaje y peluquería. A ello también habría que añadir sus excelentes escenas en exteriores, que captan muy bien el hermosísimo paisaje escocés en todo su esplendor, y una banda sonora memorable.

Sin embargo, María, reina de Escocia se ve más que opacada por sus licencias históricas –especialmente la que reúne en un mismo plano a ambas monarcas– y una mirada excesivamente contemporánea sobre la perspectiva de género, que se traduce en un discurso feminista en absoluto bien encajado con la sociedad europea del XVI que pretende retratar y que remite a aquel William Wallace interpretado por Mel Gibson que proclamaba la libertad de su pueblo en un discurso extrapolado de otra época y latitud. 

Tampoco resulta, por otra parte, demasiado creíble el retrato de una Isabel I con los sentimientos a flor de piel y llorando en más de un plano y, por supuesto, esa corte inglesa multicultural en la que el embajador de Inglaterra en Escocia, un lord, es interpretado por un actor negro, lo que causa tanta perplejidad como la que produciría si un rey zulú fuera interpretado por un actor de rasgos inequívocamente escandinavos. Esa apuesta por un Color-blind casting –aquel que no tiene en cuenta la etnicidad, el color de piel, el aspecto físico, el sexo o el género–, que contrasta sobremanera con el cuidado extremo con el que se ha caracterizado a ambas monarcas –gracias no sólo a una, ya aludida, importantísima labor de peluquería, vestuario y maquillaje, sino también a la propia fisonomía de sus principales actrices–, habría estado dotada de todo su sentido –asumimos que la directora ha querido representar a todas las minorías que forman parte fundamental de su país– si todo el reparto hubiera sido seleccionado siguiendo ese mismo criterio.




Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...