16 de febrero de 2019

Travesuras de la modelo (1885)


Fuente: Wikipedia

Hijo, nieto y cuñado de destacados pintores, Raimundo de Madrazo y Garreta (1841-1920) brilló con luz propia con sus obras de corte realista, que hoy se encuentran repartidas en importantes museos europeos y estadounidenses.

Travesuras de la modelo (1885) es posiblemente una de sus más logradas y ¡divertidas! obras. Actualmente puede contemplarse en el Museo Carmen Thyssen Málaga.

¡Feliz sábado! 



15 de febrero de 2019

Mecánico trabajando en máquina de vapor (1920)


Fuente: Wikipedia

Iniciamos el día con el fotógrafo estadounidense Lewis Hine (1874-1940).

Fuertemente sensibilizado con los problemas sociales de su tiempo, Hine se valió de su trabajo para mostrar las precarias condiciones de los más desfavorecidos.

Mecánico trabajando en máquina de vapor (1920) –posiblemente, su obra más conocida– responde a ese objetivo.

¡Feliz viernes! 


14 de febrero de 2019

¡Y tenía corazón! (1890)


Fuente: Wikipedia

Hoy recordamos al pintor español Enrique Simonet (1866-1927).

Gran viajero, Simonet halló en el extranjero no pocos motivos de inspiración. De hecho, durante su estancia en Roma, ejecutó la que hoy se considera su más famosa obra, la inquietante y bella Anatomía del corazón (1890), que actualmente puede contemplarse en el Museo de Málaga.

También conocida como ¡Y tenía corazón!, esta obra de Simonet resulta especialmente interesante por su composición de colores y por las reflexiones que suscita su propia temática.

¡Feliz jueves! 


13 de febrero de 2019

Roma



Producida íntegramente por Netflix, Roma llegaba a los cines pocos días antes de que la famosa plataforma de contenido multimedia la estrenara oficialmente el pasado 14 de diciembre. Ambos estrenos venían precedidos por los parabienes de la crítica y, sobre todo, por el éxito de la película en la pasada edición del Festival Internacional de Cine de Venecia, donde se hizo con el máximo galardón. Con sus diez nominaciones, Roma, además, parte ahora mismo como una de las grandes favoritas de los premios Oscar de este año, lo que no deja de resultar paradójico y revelador, dado el canal de distribución preferente de este filme.

A pesar del reconocimiento de la crítica, Roma ha conseguido, sin embargo, dividir a la casi totalidad del público entre entregados admiradores, que la consideran uno de los grandes largometrajes del siglo XXI, a la altura del neorrealismo felliniano, y detractores acérrimos, que han llegado a tacharla de plúmbea, carente de historia e, incluso, de bodrio infumable. Sin ser una obra magna del Séptimo Arte, Roma es, no obstante, una de esas pequeñas delicatessen que, muy posiblemente, se paladean una sola vez en la vida, pero que suponen una gratificante experiencia para todo cinéfilo militante y amante del cine más personal e intimista.

Rodada íntegramente en blanco y negro y ambientada en la década de los 70, Roma es, de hecho, la película más personal que Alfonso Cuarón ha rodado hasta la fecha. La historia de Cleo, una mujer de origen mixteco que se hace cargo del cuidado de los hijos de una familia acomodada, contiene no pocos puntos comunes con la biografía de Libo, la mujer que criara a Cuarón y a sus hermanos desde su más tierna infancia y a la que el director mexicano ha dedicado esta película. 


El escenario en el que transcurre la mayor parte de la historia, por otra parte, no se ha escogido al azar, ya que Cuarón vivió en la misma calle en la que se ubica la casa en la que reside Cleo con la familia para la que trabaja. Ese barrio que da nombre al film, la colonia Roma, fue antaño, con sus palacetes y mansiones de inspiración europea, lugar de residencia de familias acomodadas y sirve a Cuarón para contraponerlo con otros escenarios, mucho más pobres, casi sumidos en la miseria, en los que la diferencia de clases se muestra en toda su crudeza, acentuada, además, por el racismo, una lacra de la que no parece haberse despojado una parte de la sociedad mexicana del siglo XXI, a tenor de los comentarios execrables que se han vertido en muchas redes sociales sobre la principal actriz protagonista, Yalitza Aparicio, a la que, por su origen mixteco, no se la ha considerado digna de representar a su país.

Uno de los grandes logros de Roma reside no solamente en su retrato de su principal protagonista sin caer en excesos dramáticos, sino en su capacidad para integrar su historia en un momento histórico determinado, al que se alude no solamente con la caracterización de personajes y escenarios, sino con la inclusión de hechos históricos que tuvieron una especial importancia en la historia reciente mexicana, como el baño de sangre en el que acabó una revuelta estudiantil el 10 de junio de 1971, un acontecimiento que la historiografía ha bautizado como El Halconazo o la Matanza de Corpus Christi.

Roma, en definitiva, puede que no sea la obra de arte a la que la han elevado algunos críticos –tampoco la interpretación de su principal protagonista, aún siendo notable, está a la altura de la obtención de un Oscar–, amén de que en el aspecto de sonido resulta más que mejorable –hay escenas ininteligibles–, sin embargo, su tono intimista, contenido, no dado a los excesos –que no desprovisto de una intensa emoción en prácticamente todo su metraje–, unido a la maestría de Cuarón tras la cámara y una fotografía que sólo cabe de calificar como excelsa, la convierten en un título de obligado visionado para los amantes del Buen Cine, con mayúsculas. A quienes acusan a Roma de carecer de guion y echan de menos un mayor calado dramático, pergeñado de momentos de intenso melodrama, habría que recordarles que quizá no haya mayor drama que el de la tiranía de la rutina y la condena a una vida en la que los días, con sus pequeños y grandes pesares, se hacen indistinguibles unos de otros, sin que en ellos quepa lugar para la esperanza y los sueños.



12 de febrero de 2019

El encuentro (1884)


Fuente: Wikipedia

Fallecida con tan sólo 25 años –a consecuencia de tuberculosis-, la polifacética artista rusa María Bashkirtseva (1858-1884) es especialmente recordada por la redacción de un diario íntimo que, escrito en francés, ha conocido diversas ediciones.

A pesar de su corta vida, Bashkirtseva dejó también para la posteridad una obra pictórica que hoy se halla, en su totalidad, en Francia, el país en el que se formaría como pintora y donde moriría.

El encuentro, realizada en el mismo año de su fallecimiento, se puede hoy contemplar en el Musée d’Orsay.

¡Feliz martes! 




11 de febrero de 2019

Fuente de juventud (1917)


Fuente: Wikipedia


Mucho antes de que Helmut Newton se convirtiera en todo un icono de la fotografía de desnudos, un buen puñado de artistas osaron inmortalizar la desnudez de la mujer a principios del pasado siglo.

Entre esos fotógrafos, destaca el norteamericano Charles W. Gilhousen (1867 – 1929).

Fuente de juventud, fechada en 1917, es una de sus obras más icónicas y fue coloreada por el propio Gilhousen.


¡Feliz lunes! 




10 de febrero de 2019

Artistas de circo (1934)


Fuente: Wikipedia


Despedimos la semana de la mano del pintor español Lorenzo Aguirre (1884 – 1942), ejecutado por el régimen franquista tras ser acusado de auxiliar a la rebelión.

Padre de la poetisa Francisca Aguirre, Lorenzo Aguirre también desarrolló su faceta creativa como cartelista, caricaturista y escenógrafo.

Esta última profesión, la de escenógrafo, sin duda debió influir en la gestación de su obra Artistas de circo (1934), que hoy se encuentra en el Museo de Navarra.


¡Feliz domingo! 


9 de febrero de 2019

Retrato de María Oakey Dewing (1887)


Fuente: Wikipedia

Hoy recordamos al pintor norteamericano Thomas Dewing (1851-1938), un artista que dedicó la mayor parte de su obra a la figura femenina.

Retrato de María Oakey Dewing –su esposa y pintora a su vez– es una de sus más recordadas obras; fue realizada en 1887 y hoy, para desgracia de los amantes del arte, no puede contemplarse en museo alguno, pues forma parte de una colección privada.

¡Feliz sábado! 


8 de febrero de 2019

Pintores en los cables de suspensión del Puente de Brooklyn (1914)


Fuente: Wikipedia

Fotógrafo autodidacta, Eugene de Salignac (1861 – 1943) trabajó durante casi 30 años en el Departamento de Puentes de la ciudad de Nueva York.

Durante esa etapa fotografió la creación de las, entonces, más modernas infraestructuras, dejando para la posteridad una monumental obra que, además de artística, es un testimonio histórico de un valor inestimable.

Pintores en los cables de suspensión del Puente de Brooklyn fue tomada el 7 de octubre de 1914 y hoy pertenece al archivo municipal de la ciudad de los rascacielos (New York City Municipal Archives)

¡Feliz viernes!


7 de febrero de 2019

Charles Dickens, el agitador


Fuente: Wikipedia

Tal día como hoy, en 1812, nacía uno de los novelistas más importantes de la historia de la literatura, el escritor británico Charles Dickens (1812-1870).

En su memoria, rescatamos las tres entradas que le dedicáramos, hace ahora seis años, destacando su faceta más social:




La ilustración de la presente entrada, por cierto, fue publicada por primera vez el 7 de abril de 1843 en la desaparecida revista The Illustrated London News.

¡Feliz jueves!



6 de febrero de 2019

Musée Océanographique


Autor: Un Mundo Cultural

El 29 de marzo de 1910 se inauguraba sobre un acantilado el que es, sin duda alguna, el museo más importante del Principado de Mónaco, el monumental Museo Oceanográfico. El espacio expositivo es, además, un referente mundial en el campo de la oceanografía, por lo que, si se dispone de tiempo para descubrir el pequeño país europeo, su visita resulta más que recomendable.

Fundado por el príncipe Alberto I, bisabuelo del actual monarca monegasco, y dirigido durante años por el célebre investigador y explorador Jacques Cousteau, el museo cuenta con 6500 metros cuadrados abiertos al público, que se articulan en torno a dos grandes ejes, el acuario, situado en el sótano, y su planta principal.

Autor: Un Mundo Cultural

El acuario, el mayor reclamo del museo, cuenta con una profundidad de seis metros y compartimentos que, con varios ángulos de visión para el visitante, se hallan separados para albergar a depredadores marinos y tiburones y a peces de mil y un colores, además de corales, medusas y un sinfín de especímenes marinos que suman unos 6000 ejemplares. Esta impresionante colección resulta excepcional no sólo por su contenido, sino por su disposición, ya que, desde su fundación, los responsables del museo han cuidado al máximo la recreación de dos sistemas, el mediterráneo y el tropical, lo que ha convertido a este espacio museístico en todo un referente en el estudio, divulgación y protección de los océanos.

Autor: Un Mundo Cultural

La planta superior del museo, por otra parte, la conforman dos amplias estancias en las que, mediante profuso material –documental, visual y videográfico–, herramientas varias, especímenes conservados, esqueletos y pantallas interactivas, se narra la historia de la oceanografía y la biología, ciencias por las que el monarca monegasco profesara verdadera devoción.

Autor: Un Mundo Cultural

Alberto I, de hecho, llegaría a participar en casi 30 campañas científicas –que incluyen, además del mar Mediterráneo, viajes a las Islas Azores e, incluso, el Ártico–, dedicando gran parte de su vida al estudio de los océanos en un momento en el que esa rama científica estaba prácticamente en ciernes. Ese amor hacia el mundo marino daría pie a la creación de este museo y también de la Casa de los Océanos, radicada en París.

El museo cuenta además con otros atractivos, como su terraza, situada a 85 metros sobre el nivel del mar y en la que se halla la llamada Isla de las Tortugas, un lugar consagrado al estudio y preservación de este animal, y un restaurante que, lejos de lo que pareciera en un primer momento, no sólo ofrece menús interesantes, sino que lo hace a un precio asequible al común de los mortales.

Sin embargo, el Museo Oceanográfico de Mónaco no sólo resulta de visita obligada por su colección única, sino por la concepción con la que fuera creado, un espacio en el que el arte y la ciencia tuvieran cabida a la par, lo que ha conllevado a que en su interior se alberguen interesantes exposiciones y se experimente con las más nuevas tecnologías, que hacen posible el espectáculo de luz y sonido que tiene lugar en la sala que contiene los esqueletos de grandes cetáceos o bien la recreación de un gabinete con diversas piezas de museo –desde instrumentos a especímenes conservados en tarros, pasando por libros y diarios– en el que un holograma de Alberto I recreado por un actor introduce al visitante en un mundo fascinante, el de las profundidades del mar, que tanto antaño como ahora parece conservar fascinantes hallazgos aun por descubrir.

Y no podemos finalizar esta crónica sin aludir el magnificente edificio que alberga al museo, un diseño en el que el arquitecto Paul Delefortrie invirtió más de una década y que remite a otros grandes centros museísticos de antaño dedicados al mundo de las ciencias –como el excelso Natural History Museum londinense. Por todo ello, no resulta extraño que este museo oceanográfico atraiga a una media de 700.000 visitantes anuales y justifique, por sí solo, una visita a uno de los países más diminutos del planeta.



5 de febrero de 2019

Tarde de verano nórdico (1889-1900)


Fuente: Wikipedia

Famoso por sus retratos y paisajes, el pintor sueco Richard Bergh (1858-1919) llegaría a convertirse también en el director del Nationalmuseum, uno de los más importantes espacios museísticos de su país.

Tarde de verano nórdico, su más conocida obra, puede hoy contemplarse en el Göteborgs Konstmuseum.

¡Feliz martes!


4 de febrero de 2019

Gran Charles Chaplin


Fuente: Wikipedia

Artista inigualable e irrepetible, Charles Chaplin (1889-1977) no sólo protagonizó y dirigió sus propios films, sino que, a partir de 1931, año en el que rodó Luces de la ciudad, también compuso sus bandas sonoras.

Al no haberse formado como músico, Chaplin hubo de contar con la ayuda de compositores profesionales para crear sus piezas musicales. Años antes, sin embargo, había aprendido a tocar –de forma absolutamente autodidacta- instrumentos como el piano, el violín y el chelo.

Esta fotografía, tomada en 1915 y sin autoría conocida, muestra esa temprana afición de Chaplin por la música.

¡Feliz lunes!


3 de febrero de 2019

La roca (1919)


Fuente: Wikipedia

Fuertemente influenciado por la corriente del impresionismo, tras haber pasado una temporada formándose en París, el pintor estadounidense Charles Courtney Curran (1861-1942) fue en vida un reconocido retratista y paisajista que llegó a liderar la comunidad artística de Cragsmoor –una localidad sita en el estado de Nueva York– e impartir clases en diferentes y reconocidas instituciones de su país. 

Una de sus más bellas obras, La roca, está fechada en 1919 y hoy se halla en manos privadas, por lo que su contemplación sólo es posible vía internet.

¡Feliz domingo!


2 de febrero de 2019

James Joyce visto por Djuna Barnes


Fuente: Wikipedia

Tal día como hoy, en 1882, nacía en Dublín uno de los escritores más afamados de todos los tiempos, James Joyce (1882-1941).

Autor, entre otras, de Dublineses o Ulises –su obra más monumental, aun contando con numerosos detractores-, Joyce halló en su amada ciudad natal una constante fuente de inspiración si bien viviera alejado de ella la mayor parte de su vida.

En su recuerdo, rescatamos hoy el retrato que de Joyce hiciera la novelista y periodista Djuna Barnes para la revista Vanity Fair en 1922.

Además de la lectura de sus obras, no siempre fácil, os recomendamos la novela gráfica La ruta Joyce, que es, sin duda, una excelente opción para empezar a conocer al escritor dublinés. 

¡Feliz sábado!



1 de febrero de 2019

Clark Gable


Fuente: Wikipedia

Tal día como hoy, en 1901, nacía uno de los grandes mitos de Hollywood, el actor Clark Gable (1901-1960).

Especialmente recordado por sus recreaciones de galán con un punto cínico, Gable no sólo saboreó las mieles del éxito en vida, sino que trabajó con algunos de los grandes maestros del Séptimo Arte de su tiempo.

Entre sus interpretaciones destaca, por supuesto, la que lo catapultara al estrellato, su Rhett Butler en Lo que el viento se llevó, un film clásico entre clásicos que, estrenado en 1939, tardaría nada menos que once años en poder proyectarse por primera vez en Barcelona y Madrid.

Fuente: Wikipedia

Con su tráiler os dejamos hasta mañana.



¡Feliz viernes!


31 de enero de 2019

Weeki Wachee spring, Florida (1947)


Fuente: Wikipedia

Famosa por sus retratos de algunas de las celebridades de su tiempo, Toni Frissell (1907-1988) también es hoy muy recordada por sus fotografías tomadas durante la Segunda Guerra Mundial.

Realizada en 1947, Weeki Wachee spring, Florida no se inscribe en ninguna de las especialidades de su autora, pero es, sin duda, una de sus más conocidas obras, hasta el punto de haber sido portada de algunos álbumes musicales. 

Frissell donó esta fotografía a la Library of Congress, por lo que hoy se halla en el repositorio de una de las bibliotecas más famosas del mundo.

¡Feliz jueves!


30 de enero de 2019

Zakopane


Autor: Un Mundo Cultural

Considerada como una de las ciudades más bellas de Europa, Cracovia es un destino de obligada visita para los amantes de la cultura y el arte, no sólo por su centro histórico, declarado Patrimonio de la Humanidad por la Unesco, sino por zonas como Nowa Huta, un barrio en el que se puede revivir el pasado comunista de la ciudad y al que dedicamos unas líneas hace unas semanas.

Cracovia se halla, además, muy cercana a las Minas de sal de Wieliczka, un lugar que ha jugado un importante papel en la memoria colectiva polaca, y el campo de concentración de Auschwitz-Birkenau, tristemente célebre por haber sido uno de los principales escenarios en los que se aplicó la llamada solución final.

Un poco más lejos se halla Zakopane, una hermosa ciudad situada a los pies de los Montes Tatras, que puede visitarse en un día partiendo desde Cracovia.

Con una población cercana a los 30.000 habitantes, Zakopane es conocida como la capital de invierno de Polonia, no en vano ha sido sede de los mundiales de esquí nórdico en varias ediciones desde 1929, el año del crack bursátil en la Bolsa de Nueva York, que daría pie a la Gran Depresión americana y tendría efectos funestos en Europa, especialmente en Alemania, Austria y Polonia.

Antaño un pequeño pueblo que apenas si alcanzaba la cincuentena de habitantes, Zakopane es hoy una de las ciudades más turísticas de Polonia. En ello ha influido su privilegiada ubicación –se halla a una altura de más de 700 metros sobre el nivel del mar y se enmarca en el sistema alpino más pequeño del mundo, los Montes Tatras–, que en el siglo XIX atrajo al llamado turismo de balneario, lo que propició el crecimiento de la ciudad y la construcción de grandes villas que siguieron el modelo de arquitectura de madera típico de la zona y único en Polonia. Ya en el siglo XX, el papa Juan Pablo II –figura venerada en Polonia y gran amante de la ciudad– daría una gran popularidad a la zona con sus visitas relativamente frecuentes a Zakopane.

Si bien el viaje a Zakopane se puede antojar un tanto largo –aunque, independientemente del transporte escogido, las vistas durante el trayecto son espectaculares–, su centro histórico puede recorrerse en una sola jornada.

Autor: Un Mundo Cultural

Entre los mayores atractivos de Zakopane, además de sus pintorescas casitas de madera y su preciosa calle principal, Krupówki, la arteria comercial más importante de la ciudad, destacan las montañas Gubałówka y Butorowy Wierch –a las que se accede con funicular y desde las que se ofrecen unas vistas realmente espectaculares–; la Capilla Jaszczurówka, un prodigio arquitectónico en las afueras de la ciudad creado por Stanislaw Witkiewicz, pintor, escritor y arquitecto, considerado, además, el creador del estilo arquitectónico Zakopane; el mercado de Targ Pod Gubalowka, en el que pueden adquirirse toda suerte de productos locales, muchos de ellos hechos a mano, y degustar el queso de oveja ahumado típico de la región, el oscypek, que se sirve caliente y, si se desea, con mermelada de frutos rojos; la Iglesia de la Sagrada Familia, muy cercana al mercado, en la que se recuerda, en un retrato con su número de prisionero en Auschwitz, a Maximiliano Kolbe, un clérigo franciscano asesinado en el infausto campo de concentración; el cementerio de Pęksowy Brzyzek y, si se dispone de más tiempo del que nosotras tuvimos, el Museo Tatra.

La capilla Jaszczurówka. Autor: Un Mundo Cultural

Zakopane es, en definitiva, un lugar de obligada visita si se dispone de tiempo tras haber recorrido la bella Cracovia. Además, muy cerca de la Zakopane se halla Kościelisko, una preciosa aldea en la que, por un precio más que razonable, se pueden degustar platos típicos en restaurantes que, construidos por completo en madera, parecen sacados de un cuento de los hermanos Grimm.





29 de enero de 2019

La carta (1908)


Dedicado a nuestra maravillosa tía abuela. Siempre te llevamos en nuestros corazones. Nuestra infancia murió cuando tú partiste.

Fuente: Wikipedia

Nacido en San Petersburgo de padres franceses, el pintor Jean Béraud (1849-1935) tardó un tiempo en dedicarse a la profesión que le hizo célebre en vida.

Huérfano de padre a muy corta edad, Béraud no siguió los pasos de su progenitor –un escultor afincado en Rusia-, sino que apostó por la abogacía, carrera que, afortunadamente para los amantes del arte, no tardaría en abandonar.

La carta (1908), como buena parte de su obra, se encuentra, desgraciadamente, en manos privadas.

¡Feliz martes! 


28 de enero de 2019

La estatuilla (1921)


Fuente: Wikipedia

Iniciamos la semana recordando a uno de nuestros artistas favoritos, el pintor estadounidense William McGregor Paxton (1869-1941).

Como muchos de sus compatriotas con inquietudes artísticas, McGregor Paxton estudió en París y más tarde se adscribió a la corriente del impresionismo americano, aunque siempre profesó una profunda admiración por el pintor flamenco Johannes Vermeer (S.XVII), cuya obra no sólo estudió desde el punto de vista más técnico, sino que fue una fuente de inspiración constante para la suya propia.

La estatuilla (1921), uno de sus más conocidos trabajos, puede hoy contemplarse en el Smithsonian American Art Museum.

¡Feliz lunes! 


27 de enero de 2019

Sueño (1910)


Fuente: Wikipedia


Hace unos días recordábamos a Gertrude Käsebier, una fotógrafa con vocación tardía que, sin embargo, ha influido de manera notable en la obra de otros artistas, como Imogen Cunningham (1883-1976), a quien hoy dedicamos el post del día.

Cunningham forma ya parte de la historia del arte por sus fotografías de plantas, desnudos y paisajes industriales. Sin embargo, en vida fue muy reconocida por sus retratos de personajes de la alta sociedad.

Sueño, una de sus más conocidas obras, fue realizada en 1910. 

¡Feliz domingo! 



26 de enero de 2019

Recordando a Paul Newman


Fuente: Wikipedia

Tal día como hoy, hace 94 años, venía al mundo uno de los actores más carismáticos de la historia del Séptimo Arte, Paul Newman (1925-2008).
 
Su amplia trayectoria, sembrada de éxitos y galardones –incluyendo dos premios Oscar, uno honorífico y otro por El color del dinero– permite recordarle en un sinfín de títulos. En la efeméride de su nacimiento, no hemos escogido uno de sus más conocidos filmes, sino, por el contrario, un título menor que, sin embargo, es uno de nuestros preferidos, Dulce pájaro de juventud.

Fuente: Wikipedia

Dirigido por Richard Brooks y coprotagonizado por Geraldine Page y Shirley Knight, Dulce pájaro de juventud (1962) es una adaptación de la obra homónima del dramaturgo Tennesse Williams que previamente ya se había llevado a escena, con Page interpretando el mismo papel que más tarde recrearía en la gran pantalla. 

Con el tráiler de este film os dejamos hasta mañana.

 
¡Feliz sábado!





25 de enero de 2019

La ola (1896)


Fuente: Wikipedia

Pintor y profesor, William Adolphe Bouguereau (1825-1905) fue uno de los más reconocidos artistas de su tiempo, aunque, al final de su vida y en las décadas que sucedieron a su muerte, su trabajo llegó a ser despreciado y olvidado por las nuevas generaciones de pintores.

Entrada ya la segunda mitad del siglo pasado, su obra –de corte realista y deudora de elementos del neoclasicismo y del romanticismo- vuelve a ocupar un lugar destacado en la historia del arte -no en vano Bouguereau es uno de los máximos exponentes del academicismo.

La ola (1896) es una de sus obras más conocidas y hoy forma parte, desgraciadamente, de una colección privada.

¡Feliz viernes!


24 de enero de 2019

La familia Clarence White en Maine (1913)


Fuente: Wikipedia

A pesar de haberse iniciado tarde en su profesión, Gertrude Käsebier (1852-1934) llegó a convertirse en una de las fotógrafas más influyentes del siglo XX.

Famosa por sus retratos, entre los que se incluyen algunos muy célebres de indios norteamericanos, Käsebier ha sido fuente de inspiración para muchas fotógrafas, como, por ejemplo, Imogen Cunningham.

La familia Clarence White en Maine fue tomada hace más de un siglo, en 1913, y hoy se halla en el repositorio fotográfico de la Library of Congress

¡Feliz jueves! 


23 de enero de 2019

Museo Marc-Chagall


Autor: Un Mundo Cultural

Enclavados en un entorno geográfico privilegiado, los Alpes Marítimos franceses atrajeron la atención, durante el pasado siglo, de numerosos artistas, en su mayoría europeos. Entre ellos destaca el pintor de origen bielorruso Marc Chagall, quien, tras una vida azarosa enmarcada en diferentes escenarios europeos y también estadounidenses, escogió Niza para pasar sus últimos años.

Artista clave del siglo XX, Chagall participó activamente en la creación de su propio museo. De hecho, el precioso Museo Marc-Chagall –antiguamente conocido como Museo Nacional del mensaje Bíblico Marc-Chagall– es uno de los pocos espacios expositivos que han abierto sus puertas al público en vida del autor al que se consagran. Su inauguración en 1973 coincidió con el 86º cumpleaños de Chagall y en la actualidad, tras haber ido engrosando su importante fondo a lo largo de casi medio siglo, es considerado como el mayor depositario del legado del artista bielorruso.

Por todo ello, este museo, enclavado en el precioso y señorial barrio de Cimiez en Niza merece una visita por parte de todos los amantes que recalen en la ciudad francesa. Además, y como pasa casi siempre con los espacios expositivos dedicados al arte contemporáneo, este museo resulta atractivo no sólo por su contenido, sino por su continente, ya que el edificio que lo alberga, de una sola planta, fue diseñado por el arquitecto André Hermant y el jardín que lo rodea –en plena remodelación durante nuestra visita a Niza hace unos meses– es obra del paisajista Henri Fisch. Cabe además señalar que la construcción de este espacio museístico, auspiciada por el que fuera ministro de cultura en aquel entonces, el escritor André Malraux, se llevó a cabo con la idea de que el contenido del mismo pudiera ser expuesto en condiciones óptimas y en un espacio diáfano, inundado por el sol de la Costa Azul.

El núcleo del fondo permanente del museo lo constituyen diecisiete pinturas de gran formato a cuya realización consagró el artista bielorruso varios años para posteriormente donarlas al estado francés. Chagall, enamorado confeso de los textos bíblicos, se inspiró en tres libros del Antiguo TestamentoGénesis, Éxodo y El Cantar de los Cantares– para alumbrar este conjunto pictórico.


  Autor: Un Mundo Cultural

Las diecisiete piezas se hallan distribuidas en dos salas sumamente diáfanas que cuentan con amplios sillones para que, sentado, el visitante pueda deleitarse con la belleza de unas obras fascinantes en las que sorprende no sólo la interpretación de los textos bíblicos, sino la fuerza de trazo y esa explosión de color con la que el artista bielorruso dotó a la mayor parte de su producción pictórica.

Autor: Un Mundo Cultural

Si bien la visita al Museo Marc-Chagall se justifica por la contemplación de estas obras, no hay que olvidar que, gracias a las donaciones del artista, el espacio expositivo cuenta con otras piezas de notable interés, como bocetos, dibujos, gouaches, litografías, grabados, vidrieras, tapicerías, mosaicos, esculturas y otras pinturas, como el tríptico Résistance, Résurrection, Libération. Entre estos trabajos cabría destacar también las vidrieras que se hallan en el auditorio, inspiradas en la creación del mundo, o el mosaico dedicado al profeta Elías montado en un carro de fuego y rodeado por los símbolos del zodiaco, que se refleja en un pequeño estanque y puede verse a través de una ventana de vidrio de una de las salas.


Autor: Un Mundo Cultural

Lo único que echamos de menos en el recorrido propuesto por el espacio museístico, una experiencia que sólo podría calificarse como puro deleite visual, fue la ausencia de una de las más preciosas obras de Chagall, El paseo, un precioso oleo de gran formato que tuvimos ocasión de contemplar muy de cerca, en un muy corto espacio de tiempo, en dos lugares diferentes, en Málaga –en la exposición temporal Chagall y sus contemporáneos rusos, albergada en el Museo Ruso en 2017– y en Londres –en la increíble exposición Revolution: Russian Art 1917-1932, que aquel mismo año produjera la Royal Academy of Arts en el marco del centenario de la Revolución Rusa.


22 de enero de 2019

Emma y Federica Bankes de Soughton Hall (1869)


Fuente: Wikipedia

Hoy recordamos al pintor británico Henry Tanworth Wells (1828-1903).

Adscrito a la Hermandad Prerrafaelita, Wells llegó a convertirse, en 1870, en miembro de la prestigiosa Royal Academy of Arts.

Emma y Federica Bankes de Soughton Hall (1869), una de sus más conocidas obras, forma parte de una colección privada y, por lo tanto, sólo puede admirarse vía internet.

¡Feliz martes!


21 de enero de 2019

Isla Pagoda en la desembocadura del río Min (1870)


Fuente: Wikipedia

Empezamos la semana recordando al fotógrafo y geógrafo británico John Thomson (1837-1921).

Enamorado del Lejano Oriente, Thomson fue uno de los primeros fotógrafos occidentales en desplazarse al continente asiático y plasmar con su obra la vida y costumbres de sus gentes.

Tras diez años, Thomson regresaría a su país y llegaría a convertirse, por nombramiento de la reina Victoria, en el fotógrafo de la casa real británica.

Isla Pagoda en la desembocadura del río Min fue tomada en 1870, dos años antes de que Thomson abandonara para siempre el continente asiático y se estableciera de forma definitiva en su país. 

¡Feliz lunes!


20 de enero de 2019

Fantine (1886)


Fuente: Wikipedia

Despedimos esta semana con la pintora inglesa Margaret Bernardine Hall (1863-1910).

Viajera incansable, Hall pasó gran parte de su vida en París, ciudad en la que habría de producir la mayor parte de su obra. Desgraciadamente, casi todo aquel trabajo se encuentra hoy irremisiblemente perdido. 

Fantine (1886) –que afortunadamente se ha conservado para la posteridad- hace alusión directa al personaje creado por Víctor Hugo para su inmortal obra de Los miserables y fue pintada un año después del fallecimiento del gran escritor francés. 

Muy aclamada en su tiempo, Fantine puede hoy contemplarse en la Walker Art Gallery de Liverpool.

¡Feliz domingo! 


19 de enero de 2019

Edgar Allan Poe, “El cuervo” y Sir John Tenniel


Fuente: Wikipedia

Tal día como hoy, hace 210 años, nacía el escritor estadounidense Edgar Allan Poe (1809-1849).

Considerado como el inventor del relato detectivesco, Poe también sería una figura importante de la llamada literatura gótica

La impronta de Poe sigue hoy tan viva como antaño, ya que son numerosos los artistas que se han inspirado, ¡y siguen inspirándose!, en su obra, adaptada en innumerables ocasiones en formatos varios, incluso apps. 

Entre los relatos más famosos del escritor americano destaca El cuervo, una historia de terror que contó para sus primeras ediciones con las ilustraciones del famoso dibujante Sir John Tenniel (1820-1914), recordado especialmente por su creación de Alicia –que Walt Disney casi calcaría, por cierto– en Alicia en el país de las maravillas y A través del espejo y lo que Alicia encontró allí del escritor, matemático y fotógrafo Lewis Carroll (1832-1898).

La ilustración con la que hoy recordamos al gran escritor fue realizada por Tenniel en 1858 y se incluye en la edición de El cuervo de aquel año.

¡Feliz sábado!


18 de enero de 2019

Cuando finaliza la jornada de trabajo (1877)


Fuente: Wikipedia


Hoy recordamos al fotógrafo inglés Henry Peach Robinson (1830-1901). 

Robinson, que inició su carrera artística como pintor de la escuela prerrafaelita, se inició en el campo fotográfico en 1857, llegando a convertirse en un auténtico pionero del fotomontaje. 

Cuando finaliza la jornada de trabajo (1877), resultado de la combinación de seis negativos diferentes, es una de sus más conocidas obras y hoy puede verse en el The J. Paul Getty Museum.


¡Feliz viernes! 


17 de enero de 2019

Cafetería en Tophane


Fuente: Wikipedia

Nacido en Estambul durante la época del Imperio Otomano, el pintor Mgirdic Civanyan (1848-1906) procedía de una familia de artistas de ascendencia armenia.

A pesar de sus estancias en Roma, Odesa y San Petersburgo –en estas dos últimas ciudades vivió exiliado como consecuencia de las llamadas masacres armenias perpetradas en el extinto Imperio Otomano-, Civanyan dedicó gran parte de su obra a la ciudad que lo viera nacer.

Cafetería en Tophane, realizada a finales del siglo XIX, es un ejemplo de ello y hoy puede contemplarse en el Museo de Pera en Estambul.

¡Feliz jueves!


Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...