14 de junio de 2012

Miscelánea y Michal Powalka. Arte en un espacio singular





Hace un par de semanas, quien suscribe estas líneas tuvo la oportunidad de descubrir uno de esos lugares de imprescindible visita para todo buen amante de aquellos espacios expositivos que abogan por un arte multidisciplinar y, especialmente, emergente.

Situado en una tranquila calle de una de las zonas más bulliciosas de Barcelona – en pleno barrio del Raval-, Miscelánea abrió sus puertas en el año 2004 tras haberse constituido legalmente como una asociación sin ánimo de lucro.

Como otros centros culturales y artísticos con características y objetivos similares - en cuanto a su concepción de acercar a un público amplio un arte y una cultura independientes, contemporáneos y emergentes -, Miscelánea ha apostado por la división de espacios en las dos plantas que ocupa en la calle de Guàrdia de la Ciudad Condal y por la diversificación de actividades, que van desde las propias exposiciones que dan aliento a su existencia hasta la celebración de conciertos de pequeño formato, representación de muestras teatrales y proyección de trabajos audiovisuales, pasando por la programación de diversos cursos y/o talleres destinados a un público con una clara vocación por la creación, tanto artística como visual.

Así, y además de su sala expositiva, Miscelánea cuenta con el espacio donde tienen lugar esos cursos y talleres; una tienda donde se pueden adquirir, además de complementos variados, las obras de los artistas que allí exponen y publicaciones de difícil adquisición que se constituyen como auténticas joyas para bibliófilos y coleccionistas; también dispone de un estudio para artistas, un bar cafetería para socios, una sala para éstos y, como ya están haciendo otros centros artísticos y/culturales de la capital catalana, está apostando por el alquiler de alguno de sus espacios para la celebración eventos.

Sin embargo, el mayor atractivo de Miscelánea radica, sin duda, en su muy bien acondicionada sala expositiva, un espacio totalmente diáfano que acoge de diez a quince muestras anuales de diferentes artistas, ya sea por invitación directa o por la convocatoria que cada año publica este espacio multidisciplinar.

En esa sala, precisamente y hasta no hace demasiados días, se exponía parte de la obra de un virtuoso artista polaco, Michal Powalka, una colección que responde al nombre de Zoolandia y que está compuesta por una serie de dibujos absolutamente sugerentes y evocadores que, con trazos precisos y realismo sorprendente, representan metamorfosis realmente perfectas entre seres humanos y animales.

Aunque nunca será lo mismo observar una obra artística presencialmente que a través de la pantalla de un ordenador, el trabajo de este artista - licenciado en Bellas Artes y que hoy divide su tiempo entre sus trabajos como ilustrador y diseñador gráfico y su producción artística- puede contemplarse a través de su página web.

Para concluir, tan sólo decir que la nueva exposición de Miscelánea, Beauty & Beast de Guim Tió Zarraluki se antoja sumamente interesante, por lo que sin duda se impone una nueva visita a este espacio singular.


0 comentaris:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...