12 de diciembre de 2012

El mágico universo de Danny Elfman





Llega la Navidad y con ella el aluvión de anuncios televisivos que presentan, de forma más o menos original, mil y un productos para regalar. Entre ellos, destaca este año el de la Lotería, que ha utilizado una de las más bellas partituras de Danny Elfman y que, en esta entrada, nos sirve como excusa para hablar de uno de los más prolíficos y conocidos compositores cinematográficos de los últimos tiempos.




Nacido en Los Ángeles en 1953, Elfman empezó a forjarse como músico de forma totalmente autodidacta cuando, tras dejar el instituto y siguiendo los pasos de su hermano Richard, se trasladó a Francia, donde, sin apoyo académico, aprendió a tocar el violín. Poco después empezaría su periplo por el continente africano, un largo viaje que le permitiría conocer diversos países y diferentes estilos musicales que, sin duda, han dejado su influjo en su obra posterior.

Ya de regreso a Estados Unidos, después de haber contraído la malaria, Elfman pasó a liderar, en 1976 y hasta 1995, el grupo musical The Mystic Knights of the Oingo Boingo – más tarde conocido simplemente como Oingo Boingo –, que compondría la banda sonora del debut cinematográfico de Richard Elfman – The forbidden zone – y atraería la atención del entonces virtuoso dibujante y cineasta en ciernes, el gran Tim Burton.

Danny Elfman compuso, de hecho, la banda sonora de La gran aventura de Pee-wee, el primer largometraje filmado por Burton. Se iniciaba así una larga y fructífera relación entre dos genios cinematográficos, creadores de todo un universo mágico, grandioso y, en ocasiones, un tanto oscuro.

La gran amistad que une a ambos maestros – y que ha sobrevivido al enfado que los separó durante más de un año e impidió que Elfman colaborase en la banda sonora de Ed Wood – no ha impedido al compositor estadounidense participar en otros muchos films ajenos al autor de Eduardo Manostijeras. De hecho, más de un medio ha bautizado a Elfman como el compositor de los superhéroes, pues, además de las dos entregas de Batman filmadas por Burton, también se ha hecho cargo de las bandas sonoras de films como Spiderman o Hulk.

Elfman, además, también ha trabajado para la televisión – es el creador del tema principal de Los Simpson y del de Mujeres Desesperadas-; los videojuegos – a él se deben las partituras de, entre otros, Lego Batman y Wanted -; e, incluso, para las artes escénicas – es el compositor de Iris, uno de los shows de Le Cirque du Soleil.




Por si todo ello no fuera suficiente, Elfman también se ha valido de su voz para dar vida a Jack Skellington, y a otros dos personajes, en Pesadilla antes de Navidad y a Bonejangles en la Novia Cadáver, además de cantar las cinco canciones de Charlie y la fábrica de chocolate.

Reconocido por la industria, aunque no lo suficiente – ha sido nominado en cuatro ocasiones a los premios Oscar y ha ganado, entre otros galardones, un Emmy por Mujeres desesperadas y un Grammy por Batman-, Elfman reconoce entre sus más inmediatas influencias a Bernard Hermann y Nino Rota. No es difícil, sin embargo, hallar en sus partituras ecos de autores más clásicos - como Ígor Stravinsky, Piotr Ilich Tchaikovsky, Maurice Ravel o Béla Bartok-  e, incluso, de ritmos africanos.

Indudablemente, no hay mejor manera de descubrir la obra de Elfman, y sus influencias, que escuchando algunas de sus composiciones. Por ello, no podemos dejar de incluir en esta entrada, además de la banda sonora de Eduardo Manostijeras utilizada por el anuncio de la Lotería, otras dos joyas de Elfman: Alicia en el país de las Maravillas Batman. ¡Que lo disfruten!







4 comentaris:

  1. Sin duda un gran compositor, yo habría mencionado la banda sonora de Big Fish, que me parece una de las mejores cosas que ha hecho.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La verdad es que es difícil hacer una selección de las obras compuestas por Elfman. Son todas tan increíbles. ¿Qué me dices de la de Charlie y la fábrica de Chocolate?

      Eliminar
    2. Está bien, algunas canciones resultan pegadizas, pero prefiero otras, como la de Sleepy Hollow, Big Fish, Beetlejuice, Men in Black, entre otras.

      Eliminar
    3. Ay las canciones de Beetlejuice. Una siempre se queda corta cuando se trata de hacer una selección, está claro.

      Eliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...